31 ene. 2010

Ya más tranquila...



Ya más tranquila...

Ya más tranquila peino mi pelo lacio
mientras sueño con flores a la vera de la fuente,
con la mirada expectante sin fruncir el entrecejo ni la frente
allá en la lejanía, diviso un palacio, lo voy observando, despacio.

Llego, se abre una puerta, atravesando un puente
lo cruzo y a ambos lados del camino hay rosales en pendiente,
hablándome en susurro de sus amores perfumados cual topacio
me hago a un lado, me invitan, concediéndome mi espacio.

Mi corazón se agita, se engrandece, está esperando la alborada
en ella me siento renacer al compás de la gaita,
así sucede cada madrugada sintiéndome toda un hada.

Me siento transportada yendo en volandas con mi gaita
es la mejor hora, para bailar con el alba, a la espera de mi amor, entusiasmada
trayéndome la paz desde hace tiempo deseada.



mokuba20062005

29 ene. 2010

Alma serena...



Alma serena...

Al fin mi alma se serena
al sentirme por mi hijo, acurrucada y protegida,
acordándome de aquellos días, de juegos en la arena,
donde todo eran acordes musicales sin herida.

He de estar en paz sin enojo en mi vena
sé que así él lo desea en su venida
abrazándonos pronto siendo su consentida
le ganaremos a la vida la partida.

De pequeño era travieso, juguetón y un poco potro,
linda su sonrisa pícara al mirar a las estrellas
su carita tierna y dulce la mezclaba con mi rostro.

Hoy de mayor va dejando huellas
en todo corazón que lo comprende,
es fácil de entender y de quererle.



28 ene. 2010

No debo llorar...



No debo llorar...

Hay momentos en que la pena es llanto,
no he de llorar en el curso de los ríos
yendo adelante por éstos sin que los cauces sean sombríos
curándome en la contemplación de la naturaleza sin espanto.

No queja, sí, alegría de tanto en tanto
buscando la ternura en la querencia de los míos.
Ellos me protegerán de todos los fríos
pudiendo acurrucarme en su canto.

¿Por qué intenta alguien hacerme daño?
Cuando todo lo di en armonía,
una vez cuando era joven sin engaño.

La vida tiene mucho de utopía
he de cuidarme de la inocencia mía
saliendo airosa, de la embestida, con astucia e ironía.




oceanblu84

26 ene. 2010

Hoy...



Hoy...

El hoy es mi día,

así día tras día,

sin pensar en más allá,

que no haya queja,

sí lucha,

sí paciencia,

sí ilusión,

sí pasión,

sí imaginación,

sí tesón,

todo, ello, en mis anhelos,

sin caer,

sin desfallecer,

viviendo en armonía,

cada uno de mis días.

Todo ha de llegar,

te será dado,

sin apenas percatarte.

Cubro hasta entonces,

todo ello de alegría.

Donde la vida me envuelve,

en todo instante,

con su permanente claridad.

Mi vida es el ahora,

es el instante,

que hoy felizmente,

me asiste.

Siendo potente,

hasta en los días más tristes.



Nota: Es fácil sonreír cuando todo va bien, pero hemos de intentar hacerlo, cuando todo se vuelve del revés, hay días que es bueno hacerse amigos de la tristeza, hacernos amigos de ella... soportarla, combatirla, pero no dejarnos vencer por ella... aún en los días más aciagos, cuesta claro, que cuesta, hay qué RESISTIR!


Este poema, lo tengo escrito desde hace tiempo, en el día de hoy lo incluyo, porque así me siento... Estoy en plena batalla con hechos, que me están aconteciendo, no puedo dejarme vencer por ellos, sí, encararlos, hacerles frente, cueste lo que cueste...



25 ene. 2010

Noche...



Noche...

Una noche en la lejanía pasaste por mi vida,
llegaste... no te ibas, te anudé en tierno abrazo.
Tu mirada, se posaba en la mía, y me pediste acompañarte, hasta la avenida
tus ojos no engañaban se quedaban atados en silente lazo.

Prendió en tu faz una luz quedándose encendida
a la vera de mi cintura tomándome en copazo.
Hablamos, nos miramos, yéndonos a un pazo,
nos alcanzó la chispa del alba en grácil amanecida.

Los sentimientos fueron mutuos de algo que hizo mella
no siendo nada efímeros en su inocencia
dejando para siempre una profunda huella.

Permaneciendo así en su querencia,
y desde entonces, su recuerdo me persigue, en cualquier estrella
soñando infinitos instantes en su elocuencia.


Nota: PERDONAR SI TARDO EN VISITAROS, ESTOY ALGO ENFERMA, UN ABRAZO Y UN BESO PARA TODOS.



Esceha57

24 ene. 2010

La Princesa Adriana...





Hoy os voy a poner un cuento, que escribí hace tiempo: De las personas que me siguen visitando, lo conocen: Bego, María José e Inés, las otras cuatro personas; una apenas escribe, otra casi ha dejado de escribir, y de las otras dos ya no sé nada, el mundo de blogger es así, somos muchos y no podemos estar en todos los blogs, ya sabéis que en mi caso devuelvo las visitas poquito a poquito, de lo contrario me sentiría agobiada, os tengo a todos muy presentes, que lo sepáis.



La princesa Adriana...

Soñadora por naturaleza. Cabrilleándole los claros ojos con relámpagos de alegría. Cascabeleras las piernas como si fuese a comenzar una danza, Adriana, la muchacha alta y esbelta, bondadosa y dulce adornaba su nuca con un moño de pelo dorado y brillante.

Era artista ¿Cómo no? Su Patria era Austria y valses tocaban los violines. Adriana venía de su diaria lección de música. Tenía tan solo dieciséis años.

Pimpante la primavera, distribuía gorjeos, y flores sin tasa, y a pesar de que todavía no estaba avanzada la estación, parecía que el verano se hubiese adelantado, y un bochorno precursor de tormenta, se podía palpar en la atmósfera. El cielo que presumía de azul, de pronto cambio a color plomizo, comenzando a caer gruesas gotas y los truenos empezaron a hacer de las suyas, Adriana se asustó y empezó a aligerar el paso, ya no caminaba, corría, corría, corría... Y... encontró refugio en una casa abandonada. Allí permaneció hasta que dejo de llover. Cuando se disponía a seguir su camino, oyó un ruido, se detuvo y una anciana le salió al encuentro. Era una mujer de edad incierta, pálida y arrugada. Sus vestidos estaban empapados, y sin embargo su voz era dulce y cálida. Y... entonces se dirigió a Adriana y le dijo:

- Linda niña
- ¿Me quieres socorrer? No tenemos nada hoy para comer mis hijos y yo.

Se la quedo mirando Adriana con los ojos muy abiertos, como si mirase a una aparición. No tenía miedo, pero de dónde había salido la mendiga. No dudó ni por un momento en socorrerla, porque la veía muy fatigada, y con cara de sufrimiento.

- Tome, buena mujer
- Susurro

Y le entregó el donativo.

- Gracias, amiga de los pobres
- ¿Me conoce usted?
- Quién no conoce a “la amiga de los pobres”
- Debajo del delantal, le ofreció un bonito ramo de margaritas.

Y... lo mismo que de repente había aparecido desapareció. Adriana a la que le gustaban las flores se puso muy contenta, pero poquito le duro la alegría, a su paso le salió un carruaje, y un muchacho se apeó del coche poniendo el grito en el cielo... Qué hacéis vos con esas flores, no sabéis que sólo están en el jardín de mi palacio?... Adriana se quedó muy asombrada y explicó como pudo su encuentro con la anciana. Ella era inocente, y esta seguridad es la mejor arma para vencer... y sólo musitó... porque el príncipe le dijo, que la tenía que llevar arrestada a su Palacio:

- ¡Pobre mamá!
- Se va a preocupar que llegue tarde

Las puertas de Palacio se abrieron de par en par. Adriana resuelta y decidida le contó a la reina lo acaecido con la mendiga. Y la reina le dijo:

- No tengas miedo si así te ha acontecido, pues se te perdonará
- ¿Me puedo ir entonces?
- Sí, el cochero te va a llevar con tu madre, no te preocupes.

Ya en brazos de su madre todo le parecía una inmensa pesadilla... y por ella supo todo aquello... que del Palacio habían enviado como obsequio.

El tiempo es la mejor goma de borrar. Poco a poco, ya trenzando frases, palabras y sílabas, hasta que sólo el recuerdo se diluye... por nuestra mente como algo... ya muy lejano. Qué buen remedio para el olvido es el tiempo.

Y así continúo su vida de siempre Adriana. Y no recordaba tan siquiera su aventura primaveral. Y... de pronto... entra, Alegría, en la casa, era la sirvienta, y dice:

- El príncipe se ha apeado de su carruaje, y está a la entrada de la casa.
Pidiendo disculpas por presentarse sin previo aviso.

- Alteza saludaron madre, padre e hija con una graciosa reverencia.
- Adriana dijo el príncipe:
- En primavera te conocí y en primavera vuelvo hallarte. Tu bondad, sencillez, y tu alegría me han cautivado. Me motivaron tal impresión en mi alma, que en vano he buscado el olvido. Sólo puedo quererte a ti. Se conoce que así estaba dispuesto, llámale: el azar, el destino, qué más da!

- Y... siguió diciendo... cuenta la leyenda, que las margaritas no pueden poseerlas más que reinas y princesas, por eso de alguna manera llegaron a ti y, hoy te las ofrezco yo, como futura princesa de Austria.

Entonces se acercó el cochero... con una cestita de hermosas margaritas. Adriana no daba crédito, se puso muy contenta, porque en el fondo no había olvidado al príncipe.

Comprendió... que alguien da el ciento por uno, porque a las pobres que socorría, agradecidas, por la generosidad de la muchacha, sobornaron a una camarera de palacio, para que un ramo de esas flores fuesen a parar al poder de Adriana con el ánimo de que llegase a ser reina, como así fue.

Adriana extendió estas flores por todo el país y después se fueron instalando tanto en ciudades, como aldeas y, hasta en ribazos y campos viven felices las margaritas. De esta manera a Adriana se la conocía en todo el reino como la Princesa de las Margaritas.


76tile

22 ene. 2010

Voy por la vida...



Voy por la vida...

Me gusta ir por la vida con alegría
disfrutando cada momento
con mis amigos de la mano.

Me gusta la palabra amistad,
que me de cualquier humano
con el corazón henchido
cuando puedo ayudar.

Me gusta hacer el camino
ligera de equipaje,
para recrearme en el paisaje
al contemplar tan bellos parajes.

Me gusta la vida con total inmensidad
venciendo los obstáculos,
que me encuentro a cada paso
llenando mi alma de luminosidad.

Me gusta sacudir mi pereza
echándome a caminar,
por distintos senderos
en busca de la amistad.

No me importa; raza, condición y clase
sólo busco una mano amiga,
que me aprecie de verdad,
que me acepté como soy
sin pretender cambiar.

La amistad existe,
aunque sea difícil de hallar,
y cuando encuentras a un amigo
se te abre el alma
respirando felicidad.



mimarturquesa

21 ene. 2010

La inocencia...



La inocencia...

La inocencia de los niños me embelesa
de niña era inocente no conocía malicia,
y ahora en mi edad madura caigo en ella con delicia,
prefiero ser inocente a saber las picardías.

La luna me protege de la inmundicia,
me acompaña en mis paseos como mi dama querida,
en esos trechos hablamos de todo y por sobre todo la vida.
Ésta no es fácil a veces y por ello es compartida.

En los recodos del destino me nacen nuevos amigos
haciéndome comprender la vida como cuando no era niña.
Todos ellos me avisan que pueden hacerme daño por ser todavía chica.

Me han dañado muchas veces por esa inocencia mía
todo lo he dado y a la inversa se han mofado,
es preferible dar y no esperar nada a cambio...
Allá cada cual con su conciencia que la mía duerme tranquila.



imy2810

20 ene. 2010

Surcar los mares...



Surcar los mares...

Me gustaría surcar los mares sin tibieza
como delfín haciendo cabriolas divertidas
jugueteando con las olas rizadas y combatidas,
así me imaginé una vez siendo delfín en su riqueza.

El tiempo pasa y ya no vuelve no quiero su flaqueza
he de ser fuerte luchando en esta vida de formas bien sentidas.
Me haré delfín juguetón para soportar las olas y sus embestidas
en la mar azul dejándome llevar sin bajeza.

Nadare la vida en sus encrucijadas vespertinas,
y venceré en sus caminos sin ir a la deriva
con paso firme librándome de las serpentinas.

Los rayos del sol me calientan no consintiendo frío ni deriva,
en esas mañanas que mi delfín se siente triste como sumergido en unas tinas,
haciendo malabarismos se libera... escapando y siendo feliz en vida.




Termininja

19 ene. 2010

Mi margarita...



Mi margarita...

Deseo que mi margarita reine en su día,
donde el sol, pradera y el río permanezcan límpidos en la sierra,
dulce cárcel ha de ser para ella vivir en su propia tierra
rodeada de todos aquellos que la quieren toda vida para ser vivida en cada lidia.

Ella es feliz trazando caminos en su algarabía,
por la amistad de veredas, campos, trigales que en ellos encierra
cuando la pena viene a visitarla y la destierra,
la miman despachando toda aflicción siendo su guía.

El amor también la visita por vez primera,
sus pupilas se dilatan en espigas bellas
encendiéndose y siendo fuego en su esfera.

Volviéndose dulce hasta arder por ellas
quemando como si un rayo fuera,
nuestra margarita; desea, ama, como fuente en primavera.

18 ene. 2010

Angustia vete...



Angustia vete...

No quiero dentro de mi vuestro gesto,
por eso os escribo es mi deseo,
iros con viento fresco a paseo,
que me guardo de vos en esto.

Aunque me vaya la vida luchare presto
no vais a hacer mella en mí no lo creo,
que tengo agallas, os puedo, y veo
teniendo el suficiente apresto.

No viene a este mundo para poseeros,
sí... para librarme de vuestra medida
por lo tanto iros no os quiero.

He de vivir y nada deberos,
voy a ser feliz... no me quitaréis la vida
he de vivir tranquila y no teneros.

Ha de reinar la alegría y no quereros
como siempre ha sido y será en la huida
que me conduce a no morir y por ello muero.




daybrillant

17 ene. 2010

Echar de menos...


Echar de menos...


No sé el porqué...

hoy te eché de menos:

los paseos a la luz de la luna,

las conversaciones atropelladas,

esas miradas tan cálidas,

por ello te he echado en falta.


Sin ti a veces me adormezco,

para que pase el tiempo,

y la soledad que instaura el silencio,

vaya pasando sin yo notarlo.

No veo tus ojos,

no se cruzan con los míos.

No están al alcance de mis manos.


Sino estuvieras tan lejos:

los paseos, las miradas, las caricias,

me harían amanecer de nuevo.

Como savia que necesita toda flor,

tú eres mi Amor único,

y doble al mismo tiempo.


¿No lo sabías?

Ahora ya lo sabes.

Eres mi sonrisa,

mi anhelo acuciante

mi alegría, mi calma,

todo ello en un instante.





newoceanflower1

15 ene. 2010

Sueño...



Sueño...

Aunque un mal sueño en mí se ha paseado,
lo dejare muy lejos en el olvido,
luchando para que no haga mella en lo escondido
de mi hermoso sueño anhelado.

Ninguna pesadilla ha desatado,
aquello que con entusiasmo he querido
guardando mi querencia en lo pretendido,
no siendo mi sueño nunca alterado.

Las estrellas me guían con su manto
haciendo que sea puro acero
en la contienda escapando al espanto.

En la eternidad del firmamento severo
se dulcifica mi pesar vertiendo llanto,
y en algarabía conseguida viene mi lucero.



Mejorado y hecho un perfecto soneto por Narci, no dejéis de visitar sus dos blogs, es una maravilla escribiendo poemas. Gracias de corazón Narci, esto sí que es compartir y ayudar a mejorar.


Sueño...


Aunque un mal sueño en mí se ha paseado,
lo dejo en la distancia del olvido,
para que no haga mella en lo escondido
del más hermoso sueño anhelado.

Ninguna pesadilla ha desatado,
lo que con gran entusiasmo he querido
guardando mi querer más pretendido,
no siento yo mi sueño alterado.

Las estrellas me guían con su manto
haciendo que sea del más puro acero
en la contienda escapando al espanto.

En la eternidad del cielo severo
se hace dulce el pesar vertido en llanto,
¡con alegría, viene mi lucero!




2331152channel

14 ene. 2010

Enamorada ando de la vida...



Enamorada ando de la vida,
yendo por mil caminos
parándome en cada rincón oliendo la huida
como margarita en flor en pergaminos.

Voy soñando refugio de la consabida
ilusión al olor de los cominos,
que me depara la senda gélida
haciéndose a cada paso grácil y ligera.

Mi corazón se detiene en su faena,
con néctares de mi flor predilecta,
y entono canciones volviendo la alegría.

Y el luto de la noche denegrida
va abriéndose paso ante la vida,
luciendo un arco iris para dicha mía.





kennyGuille

13 ene. 2010

Llanto...



Llanto...

Hoy me visita el llanto caro,
lágrimas resbalan sin venda en la desventura,
de alguien que se va y ya no regresara en la ventura,
porque así es la vida en su descaro.

El recuerdo siempre será vivo nunca ciego,
y mientras el desconsuelo se aposenta en la vida,
hagamos del llanto fogata encendida,
como rescoldo de ceniza guardando su fuego.

El tiempo curará nuestras heridas
cicatrizando día a día sin premura,
de aquellos que nos han brindado sus vidas.

En estos momentos de lamento sin cordura,
el frío se adueña de nuestras idas y venidas,
pero el recuerdo permanecerá con compostura.




Termininja

12 ene. 2010

Mis sentires...



Mis sentires…

Mis sentires se balancean en columpio desde su sino
siendo pájaro cantor con alegres trinos antes de la furibunda tormenta.
El corazón siente un vuelco al estruendo de rayos y se atormenta,
asustándose al desvarío de relámpagos en su camino.

Se va disipando el estruendo mortecino,
el jilguero vuelve a entonar sus cánticos como clavel a sabor de menta.
A la luz de la luna llena de sal y pimienta,
oyéndose sonidos melodiosos a la ribera del reino.

Mejilla a mejilla recorro tu espacio infinito,
y el fuego nos va atravesando con sus cosquillas
en cálida placidez de hito en hito.

Vuelve a reinar la calma como lindas coquillas,
mirándonos, atravesándonos, beso a beso infinito en su finito
en el trayecto hasta ser y no ser cómplices debajo de las sombrillas.





euartitasgency

11 ene. 2010

El amor...



El amor...

No debería ser ciego sino nota musical en armonía
con luz centelleante que a todos cautiva,
penetrando en el iris de una sintonía
siendo totalmente comprendida.

Conjunto de notas con suave sonido,
no es debilidad es obediencia consentida.
Profunda sonrisa en su idioma es el empeño
de aquellos que se aman en la secreta bodega de la viña.

Notas melódicas alegres cuando hay encuentro,
tristes cuando sus manos quedan a la deriva.
Se humedecen los ojos cayendo lágrimas hasta llegar a los labios,
una vez besados dos bocas en una devuelven la dicha.

El coraje de incendiarse en el secreto
siendo testigos: las estrellas, la luna, el sol
caminando con ellos en dulce pasión,
expresándose en los márgenes del cuerpo de los dos.

Miradas pendientes unas de otras
haciéndose palabras en los ojos fijos
que de frente miran sin perderse nada,
entendiéndose en la ráfaga de sus susurros.




BPanther

9 ene. 2010

Hambre...



Hambre…

Tengo hambre de paz, calma y sosiego,
quisiese vivir tranquila en mis aposentos,
que toda angustia quedase mustia en un momento,
sin estorbar a mis queridos sueños.

Desasosiego vete a beber de otro cántaro
el mío está muy lleno... estando poblado de fuego,
pudiéndote abrasar poco a poco con mis destellos;
conmigo no se juega que soy dura en cualquier juego.

Voy a volar cual gaviota,
huiré de ti por encima del mar y el viento
no volviéndome hallar en ningún renunciamiento.

Llegué hambrienta, me voy colmada,
venciendo siempre la alegría a cualquier sufrimiento,
además no vuelo sola conmigo va mi cielo.




BPanther

8 ene. 2010

Las estrellas...



Las estrellas...

Contemplando las estrellas luminosas
en la anochecida del firmamento,
sólo me fije en una la que yo amaba,
desde aquel día no puedo olvidarla.

Mi estrella a veces en su soledad está apagada,
la brisa le lleva mi soplido y así brilla
con destellos azules en la profundidad de su mirada,
volviendo su alegría a su linda cara.

No penes estrella mía,
que todas las noches me asomo a mi balaustrada,
y te miro muy cerca... desde mi alma.

Un día como estrella que eres,
recorrerás el firmamento,
para posarte en el alféizar de mi ventana.




flashdance83

7 ene. 2010

La mentira...



La mentira...

Qué tristeza siento cuando me mienten,
no me valen los cuentos de mentiras inertes,
la mentira es mentira y hacen mella en mi mente.

Al doblar una esquina sale el que miente.
no se oculta en el tiempo,
la mentira sale a flote como corcho viviente.

No te quedes mudo, acepta, y desmiente,
la mentira es fea y con ella el camino se hace hiriente.

No te atrevas a hablar de amor,
cuando el amor y mentira son como el agua y aceite.

Por culpa de tu mentira, un día creí, perdido mi norte,
quédate con tu mentira yo prefiero ir de frente.

La verdad es caricia en el alma,
la mentira es diamante carbonizado,
sin saber cual es su cara.

No me vuelvas a mentir mentira,
porque no querre saber más de ti.

Sé como agua pura y cristalina,
purificándose en su camino carmesí.




magonzamusic

4 ene. 2010

Remanso...



Remanso...

A la luz del sol quisiese tornarme remanso,
lugar lleno de caricias posándome en tu regazo,
como aquella niña que una vez fui antaño.

Reinando la inocencia sin conocer la injusticia,
porque los niños en ésta no conocen de inclemencias.

Sólo para ellos existe el asombro,
en esas caritas asomándose a la vida,
viviendo así cada día para regocijo de su algarabía.

Algún día se harán mayores,
pero mientras dejémosles,
ser niños disfrutando de todos los soles.

Va pasando cada etapa por todos nosotros,
éstas han de ser vividas paso a paso,
sin ninguna prisa para deleite de todos,
aprendiendo de todas ellas lo bueno que ofrece la vida.

Vivamos pues saboreando cada fracción de segundo,
que la vida ya se encarga de pasar a toda prisa.
En ella depositemos toda esperanza,
sólo así se hará más ligero el tránsito por la senda del camino.

Caminos y caminos hay muchos ¡elijamos!,
nos podremos equivocar pero así aprenderemos,
aquello que más nos llena,
aunque haya que cambiar el rumbo.

Mejor llevar una brújula que nos ayude en el trayecto,
puede ser el dejarnos guiar siempre por sentimientos,
dentro de nuestro corazón, no creo que haya indicativo mejor.




3 ene. 2010

Voy a vivir...



Voy a vivir

La vida es para vivir viviendo,
en la mía, no soporto el quejido, por sistema.
A veces desfallezco y es ir muriendo,
no voy a permitir esta sensación pues no es mi tema.

Quiero días plenos tocando mi yema
envolviéndome en un manto de estrellas, y tejiendo
unas con otras una luz diáfana como si estuviesen cosiendo,
aquello por lo que vivo, creo, ese, sí, es mi lema.

Voy siempre caminando veredas que me salen al encuentro,
las recibo alegre en el camino de la vida
como sendero nuevo que me nace de adentro.

En cada trayecto nuevo hay siempre una huida,
de lo que una vez fue en un encuentro.
De ello ya no me acuerdo y lucho por una radiante venida.




2447GN

1 ene. 2010

La vagancia...



La vagancia

La vagancia condición mal vista en la vida,
menos por los vagos que hacen de ella una manía.
Quién dice que es de vagos no seguir la letanía,
de trabajar a destajo deseando la huida.

Ciertamente el trabajo es ley de comida,
aquel que no trabaja no manduca en la cercanía.
Qué días de esfuerzo buscando en la lejanía,
aquel trabajo que consume dándonos la partida.

El mundo nos quiere trabajando en la cordura
no nos quiere vagos porque sería la ruina
como tiempo mal gastado sin darle premura.

Adiós vagancia, trabaja, sal de la cocina.
Da un giro buscando con hermosura,
aquel trabajo que no sea la pura rutina.



elfriquimoli