25 oct. 2017

La Amistad...



La Amistad...

Hay sendas que llevan al mar y a los océanos,
en la que la arena parece saber de los desiertos del invierno,
y del silencio que vacía de humanidad los faros y los tiempos.

En un largo proceso de reflexión
me pongo detrás de un tiempo cualquiera,
como si fuese cual travesía
buscando ese tranquilo puerto,
sosegadamente... tienes todo el tiempo.

La mirada va hacia el horizonte
distante pero al mismo tiempo tan próximo,
porque el tiempo no existe... es sólo eso tiempo.

Una eternidad, un segundo, un instante
quién lo sabe... no conozco de tiempos,
pero sí de realidades... que se conforman en briznas
de esos pequeños instantes.

Y... por eso intento sentirme
segura, arraigada, en cada mólecula,
de cada momento distante y equidistante.

Se humilla la mirada quizás
por no llegar al horizonte,
y hay trazos en el atardecer
que rehúsan ser lluvia triste.

Nada más que una gotas de desolación,
en mitad de la nada,
pero qué es la nada?...

Para mí esa nada está muy llena,
porque siento mi alma plena
con mi verdad que es la mía
equivocada o no, quién lo sabe.

Mientras mi sed cabalga en el aire
ya no eres la nube de frondoso azul
sino un mar, un océano,
donde serpentean las balizas de la costa.

Y desde mi humilde atalaya,
dejo ráfagas de luz quebradas por si mis amigos
a mí quisieran aproximarse.

Estoy para ellos...
a un palmo... nunca lejos
porque la amistad es lo más grande.

21 ago. 2017

Ni un puntito somos en el universo...

Qué insignificantes somos!!...

Me gusta mucho: Reflexionar, interiorizar, pensar y, me quedo absorta con mis pensamientos, es como si me hubiesen transportado a otro mundo, dentro de nuestro Universo. Pienso, cavilo, reflexiono, me hago preguntas, no encuentro respuestas, y no me preocupa, me quedo atenta, relajada, en esos mis pensamientos, que me hacen volar cual pájaro al viento...

A veces me quedo mirando hacia arriba, contemplando nuestro cielo, si éste está estrellado mejor que mejor... y me veo tan pequeña, tan poquita cosa, que es cuando me doy cuenta de lo insignificantes, que somos en este nuestro Universo.

Éste puede englobar tantos en uno, él mismo por su existencia, o bien nos podemos referir a varios universos en uno. Es como si... en nuestra casa con varias habitaciones; fuesen distintos universos dando lugar a uno único. Por ello conformo ese pequeño universo, tan insignificante, y a la vez para uno tan hermoso.

Me encuentro agusto en mi hogar, no estoy sola, tengo a mi lado muchas cosas tangibles e intangibles, pudiendo disfrutar de todo ello. La verdad no necesito mucho para ser feliz, me conformo sabiendo que tengo, a mi pequeña familia, amistades que me rondan, mi música, mi lectura, mis escritos para mí.

Ya he dejado dicho, por algún lugar de estos blogs, que soy persona: muy nerviosa, parlanchina y demás cosas, y aunque a algunos les suene extraño, porque conocen de mí... me gusta muchas veces permanecer en silencio, conmigo misma y mis cosas, porque el silencio no es soledad, ni soledad es silencio. Es un estado del alma y que lo hace tan bello...

A veces, sueño despierta, que sigo siendo una niña, para cada día
asombrarme ante cualquier cosa, sin dejarla escapar a mi retina. Me fijo mucho en los niños... viendo en esas caritas el asombro ante las cosas, quiero ser niña, para poder leer cuentos (ya los leo), escuchar cuentos, si alguien se brinda hacerlo, siempre estaré atenta, para aquello que se me quiera decir, en forma de cuento o de cualquier otra forma, la cuestión es que me lleguen o hacerlo llegar yo misma de alguna manera u otra...

Dentro de este mundo mío, existe casi siempre la risa, porque soy capaz de llorar sin hacer ruido, al mismo tiempo reírme, me quedo tan feliz, y así soy capaz de afrontar el día a día... que va pasando por mi lado, aprendiendo tantas cosas... de ellas mismas y de los demás. Así, al finalizar el día sentirme llena de dicha y sentirme tan dichosa por estar aquí un día más... en este Mundo nuestro, y disfrutar de todo aquello... que la Vida se me brinde a dar... Estaré atenta sin dudar, y no dejando nada escapar... 

9 dic. 2016

Colores...




Colores...

Disfrutemos la vida llena de colorido:
el color azul de la mar, del cielo,
el sol alumbrándonos con ese amarillo infinito,
los bosques verdes en los caminos.

Pongamos color a los sentires,
como ilusión que va brincando en nuestros paseos.
La vida es como una paleta de colores,
podemos irla pintando al compás de nuestros sones.

El futuro nos aguarda para ser coloreado,
nada está perdido yendo cargados de esperanza,
ella nos guía con paso firme en cada recodo del camino.

Canta, ríe, sueña a la vera del destino, y colorea
dando brochazos ahora: rojo, verde, azul, naranja,
arcoiris que sin querer nos acompaña.

6 jul. 2016

Secreto...

Secreto...

Te diré cual es el secreto del ser humano...
Shhhh... sólo para ti... (te invito a un café mirando mi Mar)

El secreto está en el misterio que encierra
el tesoro escondido en nosotros mismos...

Es difícil reconocerlo si nos volvemos
incapaces de aceptar que podemos pensar
de una manera especial... y de repente...
en una centésima de segundo
pensar completamente lo contrario.

No te niegues a ello
Nunca te digas que no, nunca dejes de
descubrir reacciones nuevas en ti,
sentimientos diferentes, pensamientos distintos,
Nunca dejes de crecer y di adiós...

5 feb. 2016

Ecos de besos...




Ecos de besos...

Cuando escuches mi voz besar a la tuya,
no pienses que quiere robarte el silencio,
piensa que quiere secuestrarte un te quiero.

Cuando escuches mi voz besar a tus labios,
no pienses que quiere usúrparte
 la gloria.
Piensa que quiere arrancarte un te amo.

Cuando escuches mi voz besar a tu alma,
no pienses que quiere quitarte una parte.
Piensa que quiere arrebatártela entera.

Cuando sientas mi beso sin voz,
en silencio besarte...
No pienses que quiere quitarte la pena.
Piensa que quiere darte... mi vida entera.

8 feb. 2015

Tú mi sueño...




Tú mi sueño...


Eres un sueño hecho realidad,
un día por una vereda,
sonriendo te vi llegar
con toda naturalidad,
me saludaste con bondad
reflejada en tu faz.



Tu mirada, al mirarme, se iluminó,
y algo se revolvió
en el fondo de mi interior.
Entonces ocurrió.



Dos almas quedaron prendadas,
por unos instantes o más
fundiéndose en compañía del pecado,
como calmante del deseado deseo,
para gloria de los dos.



Desde entonces siempre reino el amor,
fuimos todo y aún más.
En nosotros el ocaso se apagó,
y el alba se iluminó.



No hubo, despedida, es cierto,
porque supimos que no la había,
permaneciendo dentro de nuestra alma,

el ansiado y no prometido encuentro.

1 jun. 2014

Amigo!


Amigo.

Me desperté y, no estabas,
Pero confiaba en ti,

Así es la Amistad confiar,
Siempre confiar.

No me preocupé
Sabía que tú volverías.

Dónde estabas?
Comprándome un ramo de flores, un ramo de flores,
Un ramo de flores para mí.

No esperaba nada y,
Me sorprendí.

Fue tal la alegría,
Qué te estreché en mis brazos!

Tu amor comenzó en ese silencio
Ese silencio compartido entre los dos.