7 dic. 2009

Volar...



Volar

El porqué siento a veces este frío
dentro de mi corazón camuflado de hastío,
cuando reina en mí siempre el trino,
como si fuese pájaro en su delirio.

Alzo el vuelo para encontrar mi destino,
sintiéndome libre en mi avanzada,
vuelo rauda en ese cielo infinito,
siento en su inmensidad la esperanza.

De repente dejo el vuelo en mi algarabía,
aterrizando en la tierra en busca de mi nido
donde todo el calor me espera con alegría,
de aquel que me tiene en su corazón henchido.

Iniciamos el vuelo en cielo abierto,
uno al lado del otro sin perdernos de vista
donde se acomoda la luz desde hace siglos,
iluminándonos a ambos para deleite suyo y mío.

7 comentarios:

Anouna dijo...

Como es eso que leo: "Ya estoy de vuelta, gracias por elegirme" Si mi querida Maite, no hay que elegirte, ya somos parte de ti, ya estamos unidas en lazos de gran cariño, al menos es lo que yo siento.

Me ha encantado este vuelo de libertad, de compañía, de encuentros. No hay como volar de a dos, se mantiene mejor el equilibrio, las horas se pasan más rápido, y se rie más. Definitivamente volar en compañía es tannnnnn agradable.

Bellos tus versos, que bueno es volver a leerte. Te dejo mi cariño, saludo y muchos, hartos abrazos, alcanzaran con mil??? No seas goloza, mañana te doy otros más. jejjejejjeje

Anouna

galicia maravillas dijo...

:)) me has recordado a las cigüeñas que veía camino de Sarria hace unos años, me encantaba verlas volar, tan suaves sobre el cielo, y al verlas más de cerca, con los polluelos todos despeinados!! qué graciosas son! me encantan!! cuídate esos vértigos!! yo me he dado cuenta de que tengo más tos en ourense, creo que es por la calefacción, pensé que ya estaba mejor pero ha vuelto la tos!!! un muacsssss y moitos biquiños!! :)))
bueno... y que me ha gustado mucho el poema!! muacsssss!!

Julia R dijo...

A mi también me gusta volar. Hermoso poema.

Besos Maite.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

No hay nada mas maravilloso q poder volar!!Un beso :D

*Luna dijo...

Que bello poema volar libres me encanto
un beso

Carmelo Mesa dijo...

Volar sin límite siempre hacia delante, hacia el horizonte.
Sentir el aire como acaricia cada parte de nuestro cuerpo penetrando en el alma.
Muy bello tu poema.
Saludos.

Manolo Jiménez dijo...

No podemos dejar de volar, cuando avanzamos a ras de suelo es mucho más complicado.

Bellezón de poema.

Abrazos.