2 dic. 2011

Amigo!


Amigo.

Me desperté y, no estabas,
Pero confiaba en ti,

Así es la Amistad confiar,
Siempre confiar.

No me preocupé
Sabía que tú volverías.

Dónde estabas?
Comprándome un ramo de flores, un ramo de flores,
Un ramo de flores para mí.

No esperaba nada y,
Me sorprendí.

Fue tal la alegría,
Qué te estreché en mis abrazos!

Tu amor comenzó en ese silencio
Ese silencio compartido entre los dos.

7 comentarios:

Carmen Cordero dijo...

!Qué dulce y romántico¡ me ha gustado mucho.

Buenas noches.

verdial dijo...

Esos son los amigo, maravilloso tesoro para los que los poseemos.

Un abrazosesuffu

Nicole Cruzat dijo...

Los verdaderos amigos siempre están presentes, aunque no siempre podamos verlos.
Y un amor, para ser amor, precisa nacer de una amistad.

Besos para ti, espero estés muy bien!

Poesía Azul

Nerim dijo...

Dicen que cuando dos personas se encuentran a gusto con esos silencios, han llegado a amarse. Precioso poema Mª Alejandra, me ha gustado mucho.

Un fuerte abrazo

AMBAR dijo...

Hola Maite.
Las flores son el reino de lo bello y de la alegría, es hermoso recibir flores, esas de la imagen son unas preciosas violetas africanas de bello colorido.
Pero lo más hermoso es saber confiar, esperar y compartir dulces miradas y silencios.
Un abrazo.
Ambar.

Samuel Rego dijo...

Amor Ágape.
Una ternura de poema Maite.
Un besito para ti

RAFAEL H. LIZARAZO G. dijo...

Hola, Maite:

Desde enero hasta a diciembre
pasa el año y se termina,
pero mi vida es alegre
pues tu amistad la ilumina.

Un abrazo.