12 jun. 2012

Andando por la pradera...




Andando por la pradera...

Andando por la pradera en busca de tu mejilla
una mariposa se posó en mi hombro equivocado,
porque tu ausencia provocaba dolor en la mirada,
y los campos se tornaban de color amarillo.

Sin embargo el día se volvía maravilla
al canto de los pájaros en su amanecida;
me traían melodías dulces en su crecida
dejando en mí tu semilla.

Cárcel es mi alma en este prado
donde el anhelo reina todavía
porque sin querer tiene su dueño.

Venga la alegría y permanezca a mí lado
en días de consuelo y vías,
conduciéndome a ti en un prolongado sueño.


5 comentarios:

Julio Benavente Caballero dijo...

Cuánto amor.
Precioso canto a la ausencia del ser amado, al que has dado una forma preciosa.
Besos.

AMBAR dijo...

Hermosos tus versos Maite.
Que puede ser más bello que escuchar el trino de los pájaros y soñar con el amor querido.
Un abrazo.
Ambar

OZNA-OZNA dijo...

Esta amiga admiradora de tu alma dulce y sensible de poetisa te da infinitas gracias por obsequiarnos con la suprema belleza de tus versos. Muchos besinos con todo mi cariño.

Carmen Silza dijo...

Wauuuuu!! María Teresa, como me gusta loa versos con melodía y rima...felicidades

Poetiza dijo...

Hola Maite, hermoso canto amiga. Bellas tus letras, cuidate.