28 nov. 2008

Nadie me quiere...

Nadie me quiere...

Esta entrada la tengo desde hace ya mucho tiempo, hoy la inserto, porque aunque no me guste nada leerme, hoy sí he leído alguna cosilla que todavía tengo conmigo... A veces escribo y después de hacerlo... hago plaff y me quedo sin el escrito, no tiene la mayor importancia, escribo porque para mí es una gran válvula de escape...


Hace poquito comentaba con dos buenos amigos... caramba qué envidia siento... vosotros habéis encontrado una ilusión en vuestra vida y a mí qué... ¡Nadie me quiere... no hay derecho!... Entonces escuché dentro de mí y me salieron estas palabras de mi boca, Maite, quiere tú a los demás. Me escuché a mí misma y no me pareció nada descabellado al contrario me pareció algo muy lógico.

Estoy muy orgullosa, porque tengo amistades que son de verdad. No tengo pareja y bueno no es el fin del mundo. Me llenan todas esas buenas amistades... Mis hijos, mi pequeña familia. Esto es realmente importante y además; entro, salgo y hago lo que quiero sin tener que dar cuenta a nadie, y la verdad vivo de lujo. Tengo un sentido del humor como hacia tiempo que no lo tenía se me había escapado volando... pero ahora ya ha vuelto nuevamente a mi vida. Y sonrío cada día al empezar el nuevo día...

Es una lástima que muchas mujeres continúen gimiendo y llorando si no tienen a un hombre a su lado o viceversa... No tengo porque sentirme incompleta si no estoy en pareja. Como suelo decir no es cuestión de buscar... es lo que me tiene preparado el destino, si aparece mi príncipe azul con sus virtudes y miserias bien y si no que le vaya bien...

Lo importante es sentir dentro de mí un amor hacia mí misma y proyectarlo hacia los demás. Y verdaderamente así me siento muy llena y feliz dentro de un orden...

Me dedico mi tiempo con tranquilidad y satisfago mi lado creativo... no sabía que lo tenía, pueden ser muchas cosas... eso ya pertenece a mi intimidad.

Voy hacer de la alegría y la felicidad el centro de mi vida, porque siempre he sostenido que la verdadera felicidad se encuentra dentro de uno. Y no hablo así porque estoy sola, puesto que en mi pasado ya estuve acompañada y sin embargo estaba sola, y ahora estoy muy acompañada por mí misma, soy mi mejor amiga. Y eso que a veces discuto conmigo... pero me llevo bien.

Por lo tanto he llegado a la conclusión que he encontrado mis recursos interiores y mi conexión universal. He de hallar y usar mi núcleo interior. Todos tenemos ese fondo de sabiduría, paz, amor y alegría. Es muy fácil... consiste en mirarnos desde dentro hacia dentro.





Estrellitas Y Duendes
Serf112

1 comentario:

galicia maravillas dijo...

Hola Maite! ...yo también me peleo conmigo misma a veces :) estoy con catarro, por eso he estado un poco ausente, ya sé que publicaste la maestra, lo empecé a leer pero como es largo, lo he dejado para cuando se me pase el catarro y la congestión (buaaaaahhh... qué comentario más poco "saludable" me ha quedado... jejeje)
disfruta del finde, que ya se ha ido la mitad... lo sé! menudo título que has puesto!!! jejeje, si además, sabes que no es verdad!!
un biquiño, y boas noites :)