1 abr. 2010

Las llaves...



Las llaves...

Mi interior te dio las llaves,
espero que las recibas con agrado,
porque de corazón te las he dado,
y espero que no las tires y las acabes.

Mi alma tendría una gran pena,
sería una libertad grave
espero que no la trabes,
porque mi alegría es plena.

En vano tengo mi inocencia
en ella confío con fe ciega
mientras lloro tu ausencia.

No anhelo días a ciegas
no entiendo tanta ausencia
si por mí tenéis conciencia.




newoceanflower1

4 comentarios:

verdial dijo...

Cuando verdaderamente sentimos se nos hace incomprensible que el otro no sienta lo mismo que nosotros.
La ausencia se nos hace sumamente dolorosa.

Un abrazo

galicia maravillas dijo...

Sí se hace duro, la incomprensión creo que es uno de los peores sentimientos que podemos vivir, aunque ese vivir, se vuelve sobrevivir si merodea alrededor la incomprensión, y si muerde demasiado, nos destroza. Jooo me ha salido un comentario un tanto duro:) boas noitessssss e moitos muazuissssss!!

*Luna dijo...

Hola cielo bello escrito espero que cuiden bien esas llaves
un beso

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Hola linda, la desconfiansa
no es buena en el amor,
lindo poema un poquito
pesimista.
Un abrazo.