2 abr. 2010

A lo lejos...



A lo lejos...

A lo lejos veo mi vida como una milla,
la recorro de a poquitos en una fugaz mirada
haciendo que crezca la semilla
en cada paso de mi paseo sin escapada.

Convierto los días en maravilla,
aunque la pena sea afilada
recurriendo a la sonrisa en mi mejilla
es lo más valioso más que nada.

Sólo me falta la mar,
para que mi dicha sea completa,
la atisbo a lo lejos.

La mar, la mar, la mar
alegría en mis ensoñaciones repletas
la persigo y ella no está tan lejos.



hugovan1979

11 comentarios:

galicia maravillas dijo...

ayer cuando fui a dar un paseo por la tarde (yo me volví y una amiga se quedó en el centro para ir al cine) le hice unas fotos a la playa del orzán; pero las hice con el móvil, aún no las he pasado al pc, pero cuando lo haga, te las envío :) aunque no hiciese muy buen día (de hecho, hacía muuuucho fríooooo) tendrás más cerca el mar! moitos muazuissss!! que tengas un bonito día mañana y muy buena noche :)) muacssssssszzzzzzzzzzz!!!

galicia maravillas dijo...

nonsiono, era la palabra de verificación anterior, y ahora es: toushi, pues eso, lo dicho, toushi :))
boas noitessssssszzzzzzzzzzz!!

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Begooo muchas gracias por tus fotos, tengo una travesura en la playa del Orzán.

Varios días mi prima y yo en la primavera nos ibamos a las siete de la mañana a la playa, para ir y venir antes de que mi abuela se levatnase... nos metiamos por la calle del "Papagayo", menuda calle, si se llega a enterar, me mata, pero desde Panaderas, y por esa calle línea recta, me acordaré de una oveja que había muerta en la playa, me hizo mucha impresión, tenía creo que diez años, con mi prima Elena hice muchas travesuras, con su hermana, mis primos, siempre ideando, no podía estarme quieta, no hacía ruido, pero las he hecho pero que muy gordas, como atravesar por una tabla desde un tercer piso de ventana a ventana como tres metros, a mi abuela y a mi tía les mudo la color cuando me pillaron, y a todo esto saltando, la leche, huevera y demás familia, que tenían en la tabla a modo de nevera, estoy viva de milagro... por eso mis hijos sonadas sólo me hicieron tres, siempre con las antenas puestas. Era algo terrible... de pequeña y de mayor, no veas la que se me ocurríó para el cumpleaños de una amiga, pero eso por privado, jajajajaja ;-)))

Ah! me voy a comprar mejor dicho tengo que convencer a mi hija para que me regale un perro "labrador", son los más sensibles, no ladran, es un poco más pequeño que el pastor alemán, más obediente, por otro lado ayudan a los ciegos, minusválidos, y si encuentra algo caído te lo dan, estuve leyendo en wikipedia, lo malo que no he localizado a la potentada, pero seguro que con lo que le pienso decir, me lo regala, y las vacunas...

Lo quiero cachorrito para enseñarle y disfrutar. Cuando era pequeña siempre tuve gatos y perros y adolescente también, total... tomo pastillas para la alergia, no me va a dar más.

Me he echado una siesta de dos horas y ahora estaba leyendo a Antonio Gala, también he escrito cosas mías, no soporto la tele, me pone de los nervios...

moitos miazuissssssssssss, hoy sin zzzzzzzzzzzzzzzz, no teño sono!! jajajaja :-))) e unha aperta.

Maite

FABIA dijo...

Hola preciosa, te traigo un poquito de mi mar para que no lo añores tanto ¿lo hueles, lo oyes?.
Besinos.

Reflexión Pensativa - Postales Turísticas dijo...

Gran entrada.

Un saludo.

santiago dijo...

precioso poema, para los que tenemos el mar cerca como yo, y no podemos vivir sin su presencia.
Un placer leerte y saludarte

galicia maravillas dijo...

:) menuda eres!!! moitos muazuisss!! ahora en la calle del papagayo han construido un centro comercial!!! lo que cambian las cosas (aunque yo creo que no hay mucha diferencia!) luego te envío las fotos del orzán :) mira la palabrita... grantle :)

Mery Larrinua dijo...

Precioso poema! felicidad y anelos!
un abrazo

*Luna dijo...

Muy bello cielo
un beso corazon

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Muchas gracias a todos y un abrazo.

Begooo, no me digas que la calle del Papagayo sigue siendo lo que era, tiene gracia, paralela a esa calle está la iglesia de "La Capuchina", enfrente una tienda que tiene más de cien años, era del abuelo de mis primos, lo bien que me lo pasaba era y sigue siendo una juguetería, se le cambiaban los ojos a las muñecas, se las reparaba, ahora ya no sé. En Navidades con nueve años mis tres primos y yo despachabamos, lo bien que me lo pasaba en la trastienda jugando con trajes de romano, vaqueros, hadas y muchos más, cuando a mi primo mas pequeño que yo y a mí nos mandaban a buscar algo a la trastienda es que no regresabamos y nos tenían que llamar, lo que he podido disfrutar en aquella tienda y trastienda, fue la primera casa donde vivía con mis abuelos y tíos, luego me fui con mis abuelos a Marqués de ´Pontejos, cerquita de San jorge y San Nicolas y a un palmo de la Plaza de Maria Pita, calle de San Andrés... viviamos en todo el centro, y a la edad de nueve años, ya me conocían algunoas que otras tiendas por mis travesuras, ya te he de contar, lo mismo un día escribo un libro con mis aventuras de pequeña, porque tengo unas pocas, era de primera categoría en París, cuando tocaba ser buena, lo era y mucho, toda formalita, ah! a esa edad pertenecía a un grupo de teatro en la Grande Obra de Atocha, colegio más raro, a ti ya sé que te suena, te iré informando...

miauzuissssssssss, hasta que llegues a Ourense.

Maite

Palbrita outoxy, qué horrible, me suena a autopsia, por dios qué fea...

medianoche dijo...

Que bella entrada, con el mar lo más hermoso… acompañado de la naturaleza como sus lagos, ríos, montañas, tu entrada esplendida.

Felices pascuas

Besos