19 abr. 2012

En Silencio...


En Silencio…

En silencio me voy yendo, elijo la noche estrellada, bajo su manto me sentiré cobijada. Recuerdo aquellos días, llenos de algarabía, pero hoy el silencio se cierra en pos de mí.

La tristeza la siento; dentro muy dentro de mí. Desde que te fuiste sólo tengo el consuelo de las noches estrelladas.

No quiero que algún día te sientas así, porque desde una estrella te haré compañía, como cuando estabas aquí.

Aquellos mechones negros al aire, que se confundían con la noche, esperando la alborada, la luz entrando por la ventana y, el frío se hacia calor en ti y en mí.

Ahora en ese silencio lloro, esperándote con ilusión, a que vuelvas a mí. ¿No oyes mi llanto? Está muy cerca de ti…

2 comentarios:

verdial dijo...

Tristes los versos que se escapan de tu alma, pero intensamente bellos.

Fuerza para seguir.

Un abrazo.

marengo dijo...

El silencio, si no es deseado tiene que dar paso al diálogo, a la comunicación, y por supuesto si la tristeza es involuntaria, tiene que hacer lo propio con la alegría y el optimismo....buscar la felicidad de cualquier cosa que nos rodee....saludos