20 abr. 2012

Mi Alma clamó...




Mi alma clamó...

Mi alma clamó en el estío
por tu amor y mi locura;
venid a mí con frescura
en este verano de desvarío.

Tu mano me sacó del vacío,
y la alegría llegó a mi alma;
con toda su calma
cuando llegue el invierno ya no sentiré frío.

Henchida de ti en esta entrega
en esos labios que tu boca junta,
pues contenta de ti, así se entrega.

Creo conocer mi sentimiento en mi brega
donde el amor hunta;
en esas almas que se juntan.