4 oct. 2012

El cielo...




El cielo...


El cielo se cubrió de un negro velo
el corazón mantenía hinchado,
por dolor y tanto quebranto helado
con mi pesar salpicaba el cielo.

El dolor amenazaba el suelo,
y conseguí que fuese levantado,
en pos de la alegría helada
el rocío cobijaba con su hielo.

Su clara luz me mostraron,
la mirada que tanto adoro,
y en el alba se instalaron los colores.

Callaron los elementos y se ausentaron,
todo se pintó de color oro;
vistiéndose el campo de olorosas flores.

5 comentarios:

Ly Rubio dijo...

Sentimental y romantico, saludos, lindo jueves :)

Narci.Lena dijo...

Todo cmabia de color cuando la felicidad se pone de nuestra parte.

Bonitos versos.

Besos

Poseidón dijo...

Hola MAITE,

que bonito ;

"Callaron los elementos y se ausentaron,
todo se pintó de color oro;
vistiéndose el campo de olorosas flores."

BESOS

Poseidón dijo...

Hola,
tanto nos inspira la luna…
Siente entonces y escribes cosas bonitas..
Gracias por compartir.
BESOS

OZNA-OZNA dijo...

Bellos versos vestidos de profundo sentimiento nos obsequias querida y admirada poetisa. Muchos besinos de esta amiga que te desea con inmenso cariño feliz domingo y te da infinitas gracias por ellos.