8 oct. 2012

Las estrellas...



Las estrellas...

Contemplando las estrellas luminosas
en la anochecida del firmamento,
sólo me fije en una la que yo amaba,
desde aquel día no puedo olvidarla.

Mi estrella a veces en su soledad está apagada,
la brisa le lleva mi soplido y así brilla
con destellos azules en la profundidad de su mirada,
volviendo su alegría a su linda cara.

No penes estrella mía,
que todas las noches me asomo a mi balaustrada,
y te miro muy cerca... desde mi alma.

Un día como estrella que eres,
recorrerás el firmamento,
para posarte en el alféizar de mi ventana.




flashdance83

1 comentario:

OZNA-OZNA dijo...

Mil gracias mi querida y admirada poetisa por deleitar nuestros sentidos con la suprema belleza que nos obsequias en versos. Muchos besinos de esta amiga con inmenso cariño.