7 ene. 2013

Amor en la distancia...



Amor en la distancia...

La distancia no significa nada
Cuando anda por medio
El calor del amor.

Hay cartas, señales,
Que lo hacen grande en la lejanía serena.

Pienso en ti,
Y ahí estás en cada momento de nuestras vidas,
Que se hace más grande por momentos...

Pensaré en el día que te conocí,
y ambos quedamos prendados en una tierna mirada.

El amor es así...
A veces hay circunstancias,
Pero ellas lo hacen más grande si cabe.

Nada está perdido, quedan días por venir...
Vivamos lo que tenemos con cordura y frenesí...

8 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Preciosa llena de dulce romanticismo.
Me gusta esa forma de querer aunque a veces falte la cordura y sea mayor el frenesí.
¡ Precioso!
Besos.

AMBAR dijo...

Así es Maite.
El amor, cuando es verdadero, fuerte y sincero, se hace eterno, vive en la memoria y el recuerdo y nada lo destruye.
Precioso tue poema.
Ya se pasó Navidad, Año Nuevo y Reyes
Pero deseo que este año que acabamos de estrenar sea mucho mejor que el pasado.
Un abrazo.
Ambar.

Vasalisa la Sabia dijo...

Me encantó porque yo lo vivo cada día y tiene muchas cosas buenas el amor a distancia, pero lo más hermoso es que tienes un sueño compartido, el estar juntos en algún futuro.

Un abrazo!

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

A la Fría distancia siempre la vence la calidez de un Amor incondicional.
Precioso poema.
Un abrazo.

Pablo García Fernández dijo...

La esperanza y el amor suelen ir siempre unidos.

Preciosa poesía.

Un abrazo.

Poseidón dijo...

Querida Amiga,

Te deseo un feliz y prospero año nuevo lleno de alegrías.

Besos

La Gata Coqueta dijo...



Apenas entrada la madrugada me siento llena de júbilo...Júbilo porque quiero confesarle a las colinas del viento cual golondrina viajera sin llegar a despertarlas, la alegría que brota dentro de mí, al añadirle un año más a mi vida.

¿Me acompañas…?

Juntos nos reiremos, mientras compartimos la tarta y brindamos con las burbujas de los sueños para que se lleguen a cumplir los que se han quedado alojados en las agujas del tiempo…

Y cuando la tarde valla apagando el humo de las velas, con la mirada del atardecer te daré el último beso del día.

Gracias por haberme acompañado!!

Atte.
María Del Carmen



Narci M. Ventanas dijo...

Nada está perdido mientras la vida siga y los días se sucedan uno tras otro concediéndonos el tiempo y el espacio.

Besos