17 feb. 2009

La Mar...

La Mar...

Por qué ese miedo... al sufrimiento...

cuando hay un sentimiento;

tan profundo, lleno, sincero,

que incluso en la distancia

a su modo va creciendo,

y no se puede parar, es...

por ese hermoso sentimiento

lejos y al mismo tiempo...

tan cerca que casi...

se puede tocar, percibiendo

como si fuese tangible.

El Amor es como la Mar...

Algunas veces:

... llega en paz

... calma

... armonía

... sosiego

Otras veces:

... llega brava

... enfurecida

Sin embargo

habiendo esa

perfecta conjunción...

entre dos Almas,

que sin ningún esfuerzo

cuando estando juntas

pasa el tiempo... sin sentir

por qué será.

Es fácil... se da

una ternura sin igual,

porque son dos Almas en una...

disfrutando al compás del otro,

por ello desechemos

ese temor al sufrimiento,

y vivamos ese sentimiento,

tranquilo, pausado, sosegado.

No hacen falta promesas

porque se quiere así...

disfrutar de la ternura

que en esos momentos,

se da de una manera tan llena

que el tiempo transcurre...

sin sentir y quizás no siendo tanto

es como si fuese infinto...

porque esas dos Almas en una

... lo han llenado por completo...


STAMATIS SPANOUDAKIS - Thalassa

NEWoceanfloer2008

10 comentarios:

Walter Portilla dijo...

Ese amor como ese mar, inmenso!!
Cuando se da compartido, no duele, no enfría, no ahoga. A veces entumece pero pronto pronto se convierte en alegría.
Preciosa amiga, Pande. Un honor ver mi premio a la cabeza de tu sidebar y con las palabras con las que siempre logras que me esconda un tanto, detrás de alguna rama.
Besos y abrazos grandes para ti, especiales.
Leí tu mail, excelentes imágenes, te felicito por los textos.
Gracias Maite, Pande, Pelusa!!!!!

CESAR dijo...

Disfrutemos del sol, del olor a sal, de la brisa, de un chapuzón, ¡Disfrutemos!, por lo menos mientras haya calma. ¿Para qué preocuparse? cuando llegue la tempestad, ya pondremos medios. Un abrazo.

pande... dijo...

Hola Walter!!

No sé que me pasa voy a tu blog, le doy a comentarios, y nada que me desaparece todo... no puediendo comentarte. Con esos poemas tan profundos, sensibles, tiernos que tienes.

Hola César!!

Me he reído de lo lindo con "la cabina", me ha acontecido lo propio como con Walter, le doy a comentarios, y me quedan vuestros blogs, sólo con el fondo.

besiños para ambos.

Maite

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Preciosa esa comparación. Efectivamente el amor tiene sus momentos de calma y los de embravecimiento. Hay que saber nadar en esos momentos para poder seguir navegando.

Espectadora dijo...

Quiero agradecerte tu visita por mi blog. Me encanta compartir mis imágenes sentidas con la gente que tiene la sensibilidad a flor de piel, como tú.
Tienes un blog precioso lleno de emociones.
Besos y abrazos

estela dijo...

Incluso la tempestad te enseña a disfrutar mejor de la calma.

Bonito poema.
Un beso.

XoseAntón dijo...

El amor es como el mar, que como olas se aleja y vuelve a nuestro lado.

Bikiños

Mamen dijo...

Lo has comparado a la perfección amiga mía, y esa foto con la luna llena acompañando al mar, me encanta¡¡¡¡¡.. Que te dure ese amor guapaaa¡¡¡¡;)

BESIIITOOOOSS CIELOOOOO¡¡

carla dijo...

El mar, es uno de los principales mótivos por los que echo tanto de menos Valencia...

Silvia Beatriz dijo...

Tienes una selección de vídeos realmente buenos..., Todo lo posteado está bueno. Besos Silvia