11 feb. 2009

Maltratos de todo tipo...

Hoy voy hablar del maltrato.

Cuando oímos este vocablo enseguida lo asociamos al maltrato por hombres a las mujeres, y enseguida se nos viene a la mente el maltrato físico. El maltrato no solamente es esta asociación que hacemos. El maltrato es mucho más que eso, por desgracia bastante más...

Hay tantos tipos de maltratos, y a la vez tantas personas maltratadas. No solamente mujeres, sino también niños, e inclusive hombres. Sí, claro que sí... a los hombres también se les maltrata.

Comenzare primero, por los seres más vulnerables, que no son otros que los niños. Qué tristeza pensar cuando los niños son maltratados ya no solamente por personas lejanas a su círculo más cercano como pueden ser, malhechores, con esta acepción, englobo a todos aquellos indeseables que hacen daño a las criaturas y no me importa si éstos padecen cualquier tipo de trastorno, porque ello no es óbice para que sean menos culpables, puesto que tanto ellos mismos como las personas que desarrollan un papel dentro de la jerarquía del Estado, tendrían que tomar medidas, para hacer un seguimiento a este tipo de personas, y así no dañen a la sociedad, léase, niños, mujeres y hombres. Sí, son personas enfermas y por ello cuando cometen cualquier acto contra cualquier persona se les ampara en su enfermedad, y se les atenúan las penas con el correspondiente miedo de sus víctimas, sabedoras que están campando a sus anchas otra vez puestos en libertad y en la calle.

Por otro lado están los maltratadores que son los padres, unas veces uno de los progenitores y otras veces ambos, muchas veces están las denuncias de los vecinos, que cada día van perdiendo el miedo, y por existir más medios de comunicación tienen la valentía de denunciar.

Y el maltrato día si día también, a la mujer, unas veces por la enfermedad de su compañero, y otras veces por pura maldad, y patrones aprendidos, porque estos maltratadores a su vez en su niñez fueron objeto de estos maltratos y lo ven como algo normal. Por lo tanto aquí es el Estado, éste es el tiene que tomar las medidas oportunas... que bajo mi punto de vista no es otro... que coger a esa persona que maltrata y apartarla del hogar. Y hacerle un examen exhaustivo de su comportamiento, ya se sobrentiende que por personas capacitadas, léase expertos médicos en la materia. Si se realizará ésto como lo estoy manifestando se evitarían muertes de mujeres cada día, también se da el caso a la inversa pero es mucho menor.

Por último... un tipo de maltrato es el psicológico, claro éste no se ve pero causa unos estragos en la persona maltratada increíbles, incluso la persona maltratada de esta manera se llega a creer... que la que falla es ella cayendo tantas veces, en la falta de autoestima que la lleva a la depresión y en muchos casos incluso al suicidio.

Por otro lado existen aquellas personas que siendo amables, pareciendo ante los demás, y ante ellas mismas como unas personas encantadoras hacen tanto daño o más que todos los aquí citados. No me extenderé más sobre el tema, simplemente he esbozado algo para todos aquellos que quieren reflexionar sobre ello.
No escribo como persona versada en la materia sino como mera espectadora... y la verdad cada día que bien o enciendo la televisión, o leo el periódico algo se revuelve dentro de mí... y no llego a entender como se pueden seguir dando estos hechos en pleno siglo XXI, lo único que se me viene a la mente es en el gasto que ocasionaría todo lo anteriormente citado por mi para el Estado. ¡Qué pena! Y mientras personas inermes sufriendo tanto físicamente como psicológicamente ante este tipo de personajes, y lo siento al escribirlo en tono peyorativo, pero cuando están en peligro la vida de personas inocentes no puedo permanecer impasible y callada.


NOTA: Añado como bien dice mi buena Amiga Rita, los maltratos a los animales. Y a veces siento decirlo los animales son mejores que muchos de nosotros... Gracias, Rita, con lo que me gustan los animales... y me olvide de mercionarlos.



centibarcelona

4 comentarios:

Rita dijo...

La maldad por un lado y la mala educación por otra, sin contar con los malos ejemplos, gritemos, quizá nos oigan, se te olvidó decir que también se maltrata a los animales por puro placer, un abrazo amiga

Tere dijo...

Estoy de acuerdo contigo y con Rita,además no solamente se maltrata con insultos,vejaciones y menosprecios,sino también con silencios,haciendo como si la persona fuera invisible,ninguneándola,se maltrata entre herman@s.
Durante demasiados siglos se consideró que el humano era el hombre y que tanto la mujer como los niños y los animales no tenían alma,ni sentían ni padecían.
¿Cuántos siglos necesitaremos para cambiar esta situación?
El maltrato es generalizado y es interesante que lo pensemos de vez en cuando.Olvidé nombrar a tantos hombres chantajeados vilmente por sus mujeres en muchos aspectos y sibilinamente.
Abrazos

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Quien maltrata a cualquier ser humano o animal, no tiene razón de estar en este planeta. Un insulto a la existencia de uno mismo.

Walter Portilla dijo...

Bueno Maite, ya están hablando de vejaciones, que es más que maltrato, es una humillación.
Pero también pensemos en el maltrato que ocasionamos sin proponérnoslo. Aquel que no sentimos por la diferencia de nuestras costumbres y que si observamos con cuidado, lo descubrimos como cierto en nuestras actitudes. Claro que hablando del maltrato intencional, poca gente hace lo correcto por cambiar esas actitudes, impedirlas, desaparecerlas. Hay tantas cosas que quisiéramos cambiar que la lista se hace interminable mi querida Maite. Felizmente no he encontrado en todo este tiempo de bloggero, a alguien que se salga de los estándares de buen comportamiento, como humano culto y educado. Qué sería de nosotros si tuviéramos que lidiar con ellos en nuestra vida diaria. Besos y abrazos Pande, Pelusa, Maite.