11 ene. 2010

El amor...



El amor...

No debería ser ciego sino nota musical en armonía
con luz centelleante que a todos cautiva,
penetrando en el iris de una sintonía
siendo totalmente comprendida.

Conjunto de notas con suave sonido,
no es debilidad es obediencia consentida.
Profunda sonrisa en su idioma es el empeño
de aquellos que se aman en la secreta bodega de la viña.

Notas melódicas alegres cuando hay encuentro,
tristes cuando sus manos quedan a la deriva.
Se humedecen los ojos cayendo lágrimas hasta llegar a los labios,
una vez besados dos bocas en una devuelven la dicha.

El coraje de incendiarse en el secreto
siendo testigos: las estrellas, la luna, el sol
caminando con ellos en dulce pasión,
expresándose en los márgenes del cuerpo de los dos.

Miradas pendientes unas de otras
haciéndose palabras en los ojos fijos
que de frente miran sin perderse nada,
entendiéndose en la ráfaga de sus susurros.




BPanther

13 comentarios:

Paco Alonso dijo...

Muy hermoso el sentir que nos acercas en este poema.
Es un placer siempre visitar tu espacio.

Gracias por compartirlo.

Cálido abrazo.

galicia maravillas dijo...

qué bonito Maite!! :))) el poema y la música y la imagen! :)) una ráfaga de biquiñossss :))

medianoche dijo...

Cálido poema de tu corazón hermoso, me encanto pitufina.

Besitos

Marucha dijo...

Maite,amiga,que dulce es visitar tu hogarblog,y leer estos versos.
Dejo un gran abrazo y muchos besos.

Mª JOSE. dijo...

MIL BESOS.MJ

Ana dijo...

Ay Maite...No debería ser ciego, pero lo es...

Me ha encantado.

Muchos besitos preciosa.

MarianGardi dijo...

Esta bien pero me falta cadencia, ritmo interno.
Es más perecido a un relato en prosa.
Un abrazo Maite

caminante dijo...

Y sin embargo es ciego, Maite
Un beso

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Es cierto, Juanjo, lo que dices como también ha comentado, Ana, por eso hay que poner remedio... Ya me han dañado varias veces, y no pienso consentirlo una vez más.

Un fuerte abrazo, Juanjo

Aprovecho para agradeceros a todos vuestros comentarios, y Marian cierto, le falta cadencia, sí, seguramente me deje llevar por el sentimiento, sin más, no lo he trabajao quizás lo suficiente, estoy de acuerdo contigo.

Un abrazo para todos y gracias.

Si llega alguien más que haga suyo así mismo mi gratitud y abrazo.

besossssssss

Maite

santiago dijo...

mi querida amiga, amor y música, música y amor, no se puede pedir más.
Un abrazo y un placer leerte

Antoñi dijo...

Cuanto se ha dicho del amor, y cuanto queda por decir.... De semejante hechizo, creo que existen muy pocos que se libren y el que no lo ha sentido, anda con una pesada carga a cuestas; una necesidad incesante de encontrarlo, como si su ser estuviera carente de una pieza, que tiene que hallar para sentirse completo...
Tu has elegido la música para crearle esa sintonia mágica que hace del amor tal sutil y bello...
Lo vistes muy bonito, Mª Teresa... Besos, Antoñi

*Luna dijo...

Miradas pendientes unas de otras
haciéndose palabras en los ojos fijos
que de frente miran sin perderse nada,
entendiéndose en la ráfaga de sus susurros.

Un amaravilla de poema
un beso cielo mio

Manolo Jiménez dijo...

Por mucho que se escriba del amor aún queda siempre más por escribir.

Me gustó el poema.

Abrazos.