12 feb. 2010

Relajación...



Relajación...

Mi alma está preocupada y me busco en su semilla
Tengo que hilar fino para que los pensamientos en cadena,
no sean una condena sino luna llena
reposando mi vida en calma sentada ante la camilla.

Me iré a la vera del río a oler la azucena
llegando así el sosiego en la brasa de su hebilla
esas luces luciendo en el agua en su orilla

Si existe un Dios que me ayude aunque sea descreída, perdona Señor por acordarme de ti cuando siento esta pena mía
Quizás en la búsqueda de esa paz no haya huída.

Poniendo de mi parte la delicadeza como blanca azucena
no huyendo, sí, enfrentando la calma en la vida
esa vida que tenemos y hemos de vivirla en armonía llena.




8 comentarios:

Marucha dijo...

Maite, cariño que navegando en la red encontré cual diamante pulido y engarzado en una bella gema.

Me gustáron estos versos,y el video.


recibe una lluvia de abrazos .

FABIA dijo...

Maite, eso necesito yo ahora mismo, lograr relajarme para pensar con claridad y equivocarme lo menos posible.
Estoy intentando ponerme al dia poco a poco.
Mil besos preciosa.

*Luna dijo...

Hola cielo mio espero que encutres esa calma que necesitas precioso poema
un beso y feliz fin de semana

Poetiza dijo...

Bella imagen y bellas letras. Saludo y beso amiga, cuidate.

Ana dijo...

Maite...Que preciosidad de poema...Y claro que encontrarás la fuerza...Yo te dejo aqí todo mi ánimo.

Un besazo guapa.

Poseidón dijo...

hola MAITE,

ven a relajarte (TU Y quien necesite) con las musicas que tengo en mi post...

BESOS

Ornella dijo...

Vaya vaya!!.. cada día leo cosas más bellas que vienen de tu autoría.. Ritmo!! jaja.. le sobra.. sabiduría.. y lo mejor.. completa el título.. al pié!.. me encantó.. y por favor.. eso del premio.. una tontera.. lo hago porque quiero y me hace sentir bien.. compañera! yo te quiero..

Emy dijo...

Una poesía preciosa, leerla mientras escuchas la música tan preciosa del video la verdad que te hace sentir una tristeza muy profunda, si existe ese Dios Maite aunque muchas veces pensemos que no nos escucha.

Besos.