16 nov. 2011

Errores...


De ellos se aprende y, debemos tenerlos a buen recaudo para aprender de ellos. ¿Quién no ha cometido errores?, creo que nadie, no somos perfectos, ni dioses.

Debemos ser humildes y, aceptarlos. Lo más importante es pedir perdón a aquellos que hemos dañado con ellos. Todos deberíamos aprender de todos.

No es bueno ni saludable ver nuestros propios errores, sin hacer nada para mejorarlos, así entraríamos en la oscuridad absoluta. ¡Son cómo nuestros pecados que debemos lavar! Escapando al engreimiento.

He cometido muchos errores a través de mi vida, los acepto, me acuerdo de ellos, a veces vuelvo a caer, pero siempre o casi siempre intento levantarme.

La perfección está muy lejana de nosotros. Debemos esforzarnos, por ello, los errores son importantes en la vida de cada día para aprender y mejorar. Esta reflexión ha surgido de un error cometido hace nada, tengo que aprender y mucho, sobre todo ; controlar mis emociones, difícil en mí, pero no insalvables.

Pongamos por ejemplo una flor en primavera luciendo, en el otoño se marchita, pero vuelve espléndorosa en la primavera.

2 comentarios:

*Luna de Medianoche dijo...

Se de lo que hablas pero de los errores se aprende cielo cuesta la verdad pero hya que seguir
un beso corazon

AMBAR dijo...

Hola Maite.
Lo perfecto en esta tierra no existe.
Las emociones se atropellan, se desordenan y causan un gran dolor para encauzarlas debidamente, es bueno que muchas veces mande la razón sobre el corazón para controlar las emociones.
Un abrazo.
Ambar.