17 nov. 2011

Me da pena...


Me da pena despertar y saber que tú no estás,
Ya no sé soñar sólo suspirar.

Un día llegaste a mí como por arte de magia,
Y ahora, dónde estarás.

El llanto nadie sabe acallar,
Porque tú eres él que me hacía soñar.

Ando afligida en mi cantar,
El ruiseñor me oye y se aposenta en mi voz.

Voces que suenan desde el mar,
Son noticias nuevas.

Diciendo que pronto volverás,
Mi alegría vuelve a mí en un dulce despertar.

La pena quedó atrás,
Vuelves y nos hará comenzar.

2 comentarios:

Nicole Cruzat dijo...

No podemos traer la alegría del pasado al presente.

Pero podemos transformar el presente en alegría y regocijarnos en ella...

Siempre se puede recomenzar.

Besos,

Poesía Azul

AMBAR dijo...

Hola Maite.
Creí haber dejado un comentario, al parecer leí y salí.
Bueno lo repaso y te digo que sí, que temporadas en las que...Ya no sé soñar sólo suspirar.
Y el suspirar la mayor parte de las veces duele, pero hay que seguir adelante.
Un abrazo.
Ambar