27 feb. 2013

Dulce despertar...


Dulce despertar...

En la anochecida las horas eran segundos,

Segundos eternos no terminaban nunca.

Y ahí estábamos como si nada,

Porque el amor anidaba en cada suspiro nuestro.

Almas enamoradas en un mismo silencio,

Llegando a la madrugada sin darnos cuenta del tiempo,

No había tiempo sólo dulces y tiernas miradas.

Noche de ti en dulce pasión, imponiéndose el amor,

En esas nuestras manos anudadas sin decir nada...

Y sin darnos cuenta llego el nuevo día,

 Con su dulce despertar y el amor renacía...




6 comentarios:

AMBAR dijo...

Hola Maite.
Precioso poema y hermoso también es ser...Almas enamoradas en un mismo silencio, dejando pasar el tiempo en una amorosa compañía.
Un abrazo.
Ambar

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Dulce despertar sintiéndose la Piel y notándose el calor bajo las sábanas.
Precioso Poema.
Abrazos y besos.

Narci M. Ventanas dijo...

Precioso amor el que se renueva y renace con cada amanecer.

Besos

OZNA-OZNA dijo...

Mil gracias querida poetisa por acariciar nuestra alma con la suprema belleza y sensibilidad de tus versos. Miles de besinos de esta amiga con inmenso cariño.

OZNA-OZNA dijo...

Se me olvido desearte feliz fin de semana. Muchos besinos querida poetisa.

Samuel Rego dijo...

Escrito en pretérito pero con la certeza de que se repetirá en el futuro, día tras día, amor eterno, amor del bueno.
Una ternura de poema querida.
Besos mil