14 feb. 2013

El vals del amor sin trampa...



El vals del amor sin trampas...

El amor lo es todo entre dos que se aman,
es como un baile a dúo: el uno sigue al otro,
o bien se deja llevar, paso adelante, paso atrás,
se va girando según suenen los acordes.

Los arpegios melódicos van marcando el ritmo,
unas veces acelerado, otras lento, o acompasado.
Dos almas en una sin decir nada,
no hace falta, sus miradas hablan,
esos benditos silencios.

Sin necesidad de musitar nada, se saben,
se aman, sin trampas.
Es un baile en toda regla,
nadie lleva la batuta.

Un baile perfecto, sincronizado,
símbolo perfecto que irradia armonía.
Dos seres que siendo dos se convierten en uno,
ese es el verdadero amor.

En el baile armónico, de repente,
sin saber el porqué... ya no hay eclipse,
uno de ambos falla, ¿quizás miedo, cobardía?
Nada está perdido, existe entonces, la mirada diáfana,
diciendo sin emitir sonido y pidiendo el perdón con la mirada.

Las notas melodiosas vuelven a sonar.
¡Es un vals! Vuelven a llevar...
El ritmo acompasado de siempre,
siendo uno al unísono.
¡Ha vencido el amor en el fragor!


BPanther

4 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Bonita entrada y bonita comparación el amor y el vals.
¡Feliz San Valentín!
Besos.

medianoche dijo...

Pitufina… feliz día hace tanto que no te leo que hoy me doy cuenta de lo bien que estás, eso me llena de alegría, felicitaciones un bello poema para un bello día.
Besos

La Gata Coqueta dijo...



Llevo unos días alejada de mi residencia habitual y se me hace costoso compaginarlo todo al mismo tiempo. Pero antes de finalizar el día del amor y la amistad, quisiera darte las gracias por estar siempre acompañándome con la ternura de las palabras, que me hacen sentir muy afortunada por encontrarnos paseando por las colinas de este espacio virtual.

Miles de besos
Y miles de razones
Para sentirse muy feliz
Abrazando la magia de San Valentín.

Y mil disculpas por mi parte,
Si hoy es un día ualquiera para ti...

Atte.
María Del Carmen




Narci M. Ventanas dijo...

Divino baile aquel en que el amor siempre vence.

Besos