31 ago. 2013

Silencios...





Silencios

Hay silencios que llegan en volandas,
expresión de mil palabras,
pareciese que no dicen,
siendo brisa perfumada,
colándose de rondón por cada rendija del alma.

Son sensaciones, múltiples conversaciones,
ahí están como calladas, agazapadas
cuando en realidad van cantando,
al ritmo cadencioso de la palabra susurrada.

Penetrando suavemente,
como no diciendo nada.
Sólo hay que estar atentos y saberlas escuchar,
ellas tienen en su fondo un canto silencioso,
haciéndose misteriosa su palabra.

Cuando plasmamos letra a letra,
sin emisión de sonidos
éstos se van haciendo,
verdaderos cánticos,
en su trinar al oído.
Llegando así a nosotros,
para ser entendidos.

Vuela, silencio, vuela,
como paloma mensajera,
trayéndome tú así a mí,
noticias ansiadas de ti. 

3 comentarios:

AMBAR dijo...

Hola mi querida Maite.
Bellos versos al silencio, tan necesario muchas veces, al igual que las pausas y ausencias.
Después de un mes ausente he vuelto a publicar y paso a saludarte y leerte de nuevo, un buen fin de semana y un abrazo.
Ambar

Priego dijo...

Amiga Maite, muy bello poema, a veces los silencios dicen más que las palabras.
Un abrazo.

COMUNERO dijo...

A veces, hasta las caricias en silencio
son notas de mil arpegios
que se vuelven mariposas
sin decir, sin hablar,
solamente con mirar...
tu BOCA.

PRECIOSO AMIGA