9 may. 2012

Aguardar...

Entonces era verano y te aguardaba bajo una estrella... Cuando te ibas por algún motivo que te motivaba. Siempre confié en ti, porque el amor es libre. Me quedaba con mis colores que son la vida para ser vivida y tú entrabas en ellos con tu eterna sonrisa, arco iris de colores para regocijo mío, en cada color te veía y enseguida venías en pos de mí para darme alegría. No te habías ido muy lejos sólo a traerme unas flores...

4 comentarios:

Nerim dijo...

Un precioso texto lleno de esperanza y colorido.

Un abrazo

AMBAR dijo...

La ilusión y la esperanza nunca se pierden Maite, es hermoso cuando con cariño regalan flores.
Un abrazo.
Ambar.

Marina-Emer dijo...

Elamor empieza con una flor y luego mas y mas y de todos los colores.bellos verso
besos
Marina

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Maite:

Es una bella manera de volver... Trayendo un ramo de flores.

Un abrazo.