1 may. 2012

Hace ya once años...

Fotografía hecha por mí, una tarde magnífica al lado de mi hijo, hasta la hora del ocaso, en la que después de una linda tarde en "Calella de Palafrugell" nos recogimos, por la hora y comenzaba a llover, nos dirigimos tan contentos y felices a su casa de Gerona. He incluso hicimos bromas, le molestaba la prótesis, se la quitó mientras iba conduciendo y por el retrovisor pudimos contemplar la cara de asombro de un conductor... que hacía la travesía detrás de nosotros, y cada vez nos reíamos más... comprendiendo así, que todo había quedado superado, y la tristeza enterrada en nuestro pasado. Con motivo de este día, ha nacido en mí estas letras emotivas para mi hijo, Valiente, lleno de coraje y que ama a la vida como nadie, después de tanto sufrimiento y de unos dolores neuropácticos que parece ser que aunque no han remitido no son tan fuertes como antes o bien se ha acostumbrado... pudiendo hacerles frente. ¡Que orgullosa me siento cómo madre! Para ti Javier...

Hace ya once años...

Un día como hoy dos de Mayo
tu vida cambió hijo mío.

Sí, por un trágico accidente
que ni tú ni yo pudimos evitar.

Hoy vives cómo él más feliz
de muchos de nosotros sin queja alguna.

Has luchado mucho...
Superando tus limitaciones.

Te convertiste de nuevo en un gorrión
que no sabía volar.

De nuevo tus padres
te tuvieron que enseñar.

Y... un día de nuevo
volviste a ser libre.

Para regocigo nuestro
y ahora tú cuidas de mí, por la muerte de mi madre.

Te has convertido para mí
en el hombre más importante de esta mi vida.

Tu madre es ahora...
Inmensamente Feliz.

Te debo tanto... hijo mío
he aprendido de ti.

Cuando caigo y me siento triste
me miro en ti, una y otra vez.

Mojé mis manos en ti
y me reinventé.

Una, dos, tres, cuatro,
y así mil veces, antes de volver a caer.

Mi vida es como un zig zag,
y de los enternecidos callejones sigo en la senda.

Camino que como tú haré,
con valentia, coraje y sobre todo con fé.

Despacio, paso a paso, pero segura
sin desesperar y con mi alegría.

No he de defraudarte
y con la luz de la alborada no desmayaré.

Volviendo a ser la madre valiente
que conocieste una vez.

Para ti mi Amor
en un día como hoy.

...Tu madre...


menmerys

3 comentarios:

Ligia dijo...

Las adversidades nos hacen fuertes. Enhorabuena a tu hijo por esa valentía y a ti, por superar poco a poco tu tristeza y tus miedos. Abrazos

Mª Teresa Alejandra dijo...

Perdón, al subir la entrada me he equivocado de fecha...

Lan Sebastian Garcia Coll dijo...

Maria Teresa, para mi siempre Pande, he vuelto a escribir, me han pasado muchas cosas y muchas de las que mejor no recordar porque duelen, pero gracias a ello, he vuelto a escribir, el poeta joven como me solías llamar, pues tengo que decir que leer otra vez tus versos, tus sentimientos me ha revitalizado de veras, un cordial saludo de un gato que va de tejado en tejado dejando versos por su paso

By Lan