3 may. 2012

En esta vida...




En esta vida a veces no soy constante,
Porque la pena llega a mí y me ata
Sin saber por qué me mata
Debo ser fuerte siendo caminante.

Seguir en la brecha siendo triunfante
De todo aquello que me maltrata
No haciendo caso a aquello que me capta,
Y espero con paciencia el diamante.

Tengo desvelo, pero no lo deseo
No quiero ser enojo,
Sin sentirme mal en lo que veo.

He de caminar adelante, y así lo escojo,
Siendo paciente en mi empleo
Siendo humilde sin enojo.

5 comentarios:

medianoche dijo...

Pitufina nada de enojo, la vida es bella como estos versos de tu hermosa entrada.

Besos

ecos de ubeda dijo...

me gusta da bonito da muy real

La Gata Coqueta dijo...



Deseo pases un muy buen fin de semana
Y hago lo posible para que vuelen hacia ti
Estos mis sentimientos…
En los ojos una sonrisa por simpatía
En los labios un beso por valentía
Y en el corazón un abrazo mimoso por garantía

María del Carmen


Olegario dijo...

En esta vida, Maria Teresa, la pena siempre nos lleva a la inconstancia o al vacio, y la paciencia a la humildad. Yo lo he vivido en mis propias carnes, especialmente la primera y
conozco muy bien sus resultados. Felicidades y un fuerte abrazo.

AMBAR dijo...

Asi me gusta mi Maite.
Segura de ti misma con paciencia y tranquilidad.
Malos momentos nos llegan a todos, llevo ausente desde día 25, empecé a comentar ayer.
Un abrazo.
Ambar.