2 jul. 2013

Los Mares...




Los Mares...

Hay mares y mares,
unos fríos,
otros templados,
algunos calientes.

Pero en todos ellos
podemos percibir el Amor
reclinándose en la arena
oyendo el susurro de las olas.

La brisa en la playa nos envuelve
llegando a nosotros esa ola
llena de espuma contundente
acercándose lentamente.

Toma impulso soberano,
en una mar sin descanso
llevándonos a un destino tejido,
con los hilos entretejidos de un cálido Amor.

Como una mar inagotable
meciéndonos en su oleaje
al son de sus olas perennes
en sinfonía sin eclipse.

En ese mar de vaivenes
van cantando las olas,
cánticos universales
susurrándonos lindos acordes.

Que lejos quedo el lamento
tornándose delirio
entre nuestros mecidos cuerpos
oyendo vibrar al Amor.

En cada uno seremos
los aguardados y bien recibidos.
Para regocijo y deleite nuestro,
en el manso mar de los sentidos.

Aquí en esta playa
dejemos los recuerdos.
En nuestro mutuo viaje
no girando al pasado.

Nos mecemos el uno en el otro
de puntillas certeras.
Desde tu mirada a la mía
de profunda y sentida pasión.

Para tenernos por vida
sin ninguna duda,
sin ningún temor.
Porque la travesía ha sido lenta,
pero segura, y firme como nuestro Amor...

2 comentarios:

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Esos Mares por los que navega un intenso y extenso Amor...Precioso.
Abrazos y besos.

Narci M. Ventanas dijo...

El mar y el amor, el amor y el mar.

Precioso y sugerente símil.

Besos