14 oct. 2013

Alma...




Tengo el alma cargada de alegría,
que viene en pos de mí en algarabía.

De ser amada y no amada sólo un paso;
siendo el pulso de la vida.

Contemplo claros de luna;
en gajos de amor los dos a una.

Ya no encuentro malabares,
vivo en clemencia cual rosales.

No quiebra mi sentir:
así sin llanto pues vida es la vida,
así gozando...

1 comentario:

andré de ártabro dijo...

Tu alma hechicera cautiva con tan bellos versos y nos transmite sinergia para vivir y bendecir a la vida.
Me gustan tus versos.
Besos