1 oct. 2013

Echar de menos...

Echar de menos...


No sé el porqué...

hoy te eché de menos:

los paseos a la luz de la luna,

las conversaciones atropelladas,

esas miradas tan cálidas,

por ello te he echado en falta.


Sin ti a veces me adormezco,

para que pase el tiempo,

y la soledad que instaura el silencio,

vaya pasando sin yo notarlo.

No veo tus ojos,

no se cruzan con los míos.

No están al alcance de mis manos.


Sino estuvieras tan lejos:

los paseos, las miradas, las caricias,

me harían amanecer de nuevo.

Como savia que necesita toda flor,

tú eres mi Amor único,

y doble al mismo tiempo.


¿No lo sabías?

Ahora ya lo sabes.

Eres mi sonrisa,

mi anhelo acuciante

mi alegría, mi calma,

todo ello en un instante.

1 comentario:

andré de ártabro dijo...

Desesperado corazón llamando al amor con veros sin par en belleza, a pesar de los matices de nostalgia con que tu alma llora ese amor , sus paseos , sus caricias.... sí, así suele ser el amor
Preciosos tus versos poeta!
Besos.
André