4 oct. 2013

Para mí el perdón significa "Libertad"...

Como siempre escribo un título, un enunciado o un concepto y... a raíz de ahí comienzo a reflexionar... voy dejando lo que siento en esta hoja en blanco hasta darle una forma... como siempre digo es mi sentir, mi percepción, así sin más y dejo que vayan fluyendo mis pensamientos a través del teclado... Para mí el perdón es un asunto importantísimo en cualquier momento, en cualquier situación que se presente en mi vida, suelo pedir perdón, no me cuesta y no es cobardía o agachar la cabeza, es una manera necesaria para no producir estragos dentro de mí. Cuando perdono, perdono y olvido. Los rencores y heridas que nos duelen tienen mucho que ver con perdonarnos a nosotros mismos, no a otras personas. No estaría aquí ahora si no hubiera perdonado a las personas que me hicieron daño. No quiero decir que lograrlo haya sido fácil. Solamente que ahora puedo mirar hacia atrás y decir: "Ah, sí, eso es algo que sucedió". "Pero ya no vivo allí...". Por lo tanto lo acepto y continúo con mi vida, tan sencillo como eso. Pienso que para ser libre es preciso abandonar el resentimiento "que clama justicia". Me digo: -Tómate un instante, cierra los ojos e imagínate un hermoso océano. Todo aquello que te produce: Dolor, angustia, tristeza, mal estar... déjalo en ese inmenso lugar... donde todo ello es algo insinnificante ante tanta grandiosidad- Ojalá pudiera comprender y así lo siento y lo intento... que todas mis problemas son solamente oportunidades para poder crecer y cambiar. Lo único y lo vuelvo a repetir, porque recuerdo haberlo escrito con anterioridad que para ello he de cambiar mi forma de pensar, estar dispuesta a deshacerme del rencor y a perdonar, la verdad no me cuesta mucho perdonar a los demás, no tiene mérito alguno es algo inherente a mi persona, quizás me haya costado siempre más por lo exigente que soy el perdón para conmigo misma. Un estado de no perdón creo destruye algo dentro de nosotros, por ello perdono a los otros y a mí misma si quiero seguir hacia adelante en esa mi senda. Y también como suelo decir siempre... "No tengo culpa del comportamiento ajeno..." No es soberbia si no más bien mi percepción, porque cada cual es muy libre de pensar a su manera. Tan fácil como... Sentimientos y Libertad... 

2 comentarios:

ana dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras Mª Teresa Alejandra, siento lo mismo que tu. El perdón nos libera y nos hace un poquito más compasivos. Un abrazo

andré de ártabro dijo...

Lo normal es estar de acuerdo con tu lógica aplastante , perdonar siempre es gratificante, menos cando el perdón es entre dos y siempre es el mismo el que perdona, al final es el que es perdonado tantas veces, el que hace grande a su espíritu, ya que parece que no tiene necesidad de perdonar.
Besos.