9 feb. 2012

Comenzar...


Me da pena despertar y saber que tú no estás,
Ya no sé soñar sólo suspirar.

Un día llegaste a mí como por arte de magia,
Y ahora, dónde estarás.

El llanto nadie sabe acallar,
Porque tú eres él que me hacía soñar.

Ando afligida en mi cantar,
El ruiseñor me oye y se aposenta en mi voz.

Voces que suenan desde la mar,
Son noticias nuevas.

Diciendo que pronto volverás,
Mi alegría vuelve a mí en un dulce despertar.

La pena quedó atrás,
Vuelves y nos hará comenzar.

4 comentarios:

JOSH NOJERROT dijo...

Siempre existe la posibilidad de volver a comenzar, nada es imposible, los imposibles lo recreamos nosotros en nuestras cabezas y lo peor de todo, en nuestros corazones, sea bienvenido el regreso si nos hace felices...abrazzzusss

Boris Estebitan dijo...

Siempre hay como comenzar, que buen blog. Yo te invito a leer el mio, se titula "Caminando bajo la luz de la luna"

Samuel Rego dijo...

Me gusta, al final triunfa la alegría.
Un abraciño y un biquiño

Campanilla dijo...

Hija Maite, con qué pena tan grande lo estaba leyendo. Me parecía precioso, pero tan triste... Pero al final el regreso. Estoy deseando que vuelva, para que siempre rías y nunca llores. Adios, amiga mía.