14 feb. 2012

Te conocí...



Te conocí en una noche
Fue una noche llena de sonrisas
Parecía que fuésemos dos en uno
La alegría se atisbaba en el camino.

Fue todo sin querer una entrega
Sin pensar en un futuro
No habiendo entre nosotros muros
Nuestras almas sin darnos cuenta jugaban.

Hubo entre nosotros una linda siembra,
Sin obstáculos, promesas.
Todo transcurría en calma
Sin pensar en un mañana.

Disfrutando cada instante
Sin tiempo, ni reloj,
Que perturbasen nuestro encuentro,
Para nuestro recuerdo por siempre.

4 comentarios:

La Gata Coqueta dijo...



Hoy día del amor y la Amistad me detengo a tú lado, para sentirme arropada por el calor y el afecto entrañable que se respira en este tu espacio.

Para los enamorados;
que lo han estado,
para los que lo están,
y para los que pronto
lo estarán.

Para todos ellos!!

¡¡Feliz día de San Valentín!

Muackkkkkkk
Muackkkkkkkkk
Muackkkkkkkkkkkkk

De esta tu siempre amiga…

María del Carmen



Noris Capin dijo...

Hermoso poema en un dia como el de hoy. Un abrazo.

Campanilla dijo...

Qué bien lo explicas. A veces, saco de tus poemas, grandes enseñanzas entrelíneas... Para todo lo bello, como los encuentros amorosos, es mejor no llevar reloj.
Gracias cariño, por tu amabilidad y cariño en tus comentarios en mis blogs. Me gustaría mucho saber donde estás, para saber donde hay un alma gemela. Yo en Zaragoza. Besitos Maite.

Silvy dijo...

El tiempo y el espacio no importan cuando surge ese maravilloso sentimiento. Bonito poema!!