3 feb. 2012

¡Cómo siempre!...


Aquí estoy como siempre; al amanecer esperando a que tú te despiertes. Son despertares hermosos, cuando estás conmigo. Eres mi amigo, mi apoyo y llegaste un día como un lindo tornado, sin tener miedo, nos quedábamos mirando el firmamento, entusiasmados, nada juntos nos podía suceder. Te buscaba y, un buen día para dicha mía apareciste, con esa mirada dulce y, tu boca amable, esbozando una sonrisa.

¿Cómo olvidar aquellos momentos? Que se han quedado grabados en mi alma, es de todo imposible. Recordar y vuelta a recordar. Creía que no te conocía y, sí, te conozco, ello lo hace vivificante, aunque a veces como en todo Amor, se den momentos de desencuentros, pero cuando hay una gran Amistad, todo queda en el olvido, para seguir camino. Son los senderos de vida, siempre adelante, contemplando, aquello que hay a nuestro alrededor y lo hace bello.

Las paradas son bonitas, en el camino; nos miramos, conversamos y, así una y otra vez, disfrutando el uno del otro. Es la Vida, en toda su inmensidad.

4 comentarios:

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Despertar con alguien amado es un maravilloso milagro de amor, este cerca de ti o en el pensamiento, lo importante es el sentimiento.
Un besito de caramelo y feliz fin de semana.
Mau

Campanilla dijo...

Cuánto amor hay en tus líneas. Y desencuentros, los tenían hasta los Amantes de Teruel, que tanto se querían. Así que a disfrutar de los encuentros y a olvidar lo demás. Besos Maite.

Marucha dijo...

un saludo con afecto te dejo,mi cariño allende mares.tu amiga marucha,de México.

ecos de ubeda dijo...

me gusta cuando hay algo nunca hay olvido ha veces se trascamudan palabras sea en real o en lejania cada mente marca diferencia el otro dia salio una hablando en un pograma y habia sido emigrante de joven ya no apta para una escuela de primaria de estudar idioma era dificil cada gesto palabra por significado otra que leo ayer esta actriz muchas veces las mismas palabras dan diferentes significados seran por tonos mente siempre es la mente la mayor barrera y ninguna es igual a otra me efiero a mentes un beso