27 feb. 2012

Una carta de amor...



Necesito tenerte a mi vera, ya no sirven más excusas, pronto me iré lejos, puede ser a cualquier lugar. No me importa esperar en el camino o en la mar, pero después de esos ocasos, llega la amanecida. Dos cuerpos deben ser uno, para amarse de verdad.

No quiero ser un pájaro herido, aunque si en libertad... Sólo pido esto, porque lo necesito después de un tiempo...

El amor es dar bien lo sé, y nos damos ambos, pero queda camino o mar por recorrer. No apremio, nunca podría ser de otra manera, va contra mi naturaleza, ni siquiera pregunto... Soy sencilla, espontánea y, sensible, eso bien tú lo sabes, pero necesito de ti, no es egoísmo, si, amor.

Dos mentes a la madrugada jugando una con otra, es lo más exquisito que pueda darse, cuando anda el juego del sentimiento, ese sentir, que ha surgido "entre los dos". El azar, casualidad, destino... qué más da... Lo cierto, fue así y, continúa para bien de dos almas enamoradas. Será una pena perder la oportunidad...

"Vaya por delante, que no apremio, sé esperar... sobre todo en Esperanza y Libertad..."

22 feb. 2012

Quiero...


Quiero irme muy lejos,
Al universo infinito,
Y allí cantar mis penas.
Como tiernos alaridos.

Quiero tus miradas,
Esas caricias tiernas,
Que le llenan a uno el Alma,
Donde anida la ternura para colmo de la dicha.

Tú ya sabes de abrazos y caricias,
Fraguándose en Amor que es para mí la Vida,
Gritando mis Sentimientos en esta Vida mía.
Silencios que se entremezclan,
Con apasionados besos y algarabías.

No juegues...




No juegues con fuego niño,
huye del peligro sin venda
esperando del amor una señal encendida.
en el bendito rincón que una vez nos acompañó.

No te quedes a la deriva en tu ceguera.
Sé llama que alumbra la vida
de un rescoldo de ceniza siempre encendida
a la vera del camino sin vergüenza.

No hagas del juego, celosía, abre bien tu ventana,
oyendo el trinar de los pájaros al despertar
saliendo de la noche en busca de claros días.

Todo jugador mueve su ficha
en cada una de sus partidas,
para sentirse vivo escapando a su agonía.




PalomaML63

21 feb. 2012

Tú...


tú cuando me abrazas,
tú cuando me llamas,
tú cuando me besas,
tú cuando me llenas de ilusión
tú cuando me miras,
tú cuando me llenas de emoción,
tú cuando siento la dulzura de tus labios,
tú cuando siento mí tristeza,
tú cuando siento mí alegría,
tú cuando oigo tu voz,
tú cuando me acallas en mi dolor,
tu cuando me perdonas,
tú cuando me dices mis fallos,
tú cuando proclamas nuestro Amor,
tú cuando adivinas mis pensamientos,
tú cuando eres ternura y Amor.

18 feb. 2012

Gotitas de agua...



Somos como pequeñas gotitas,
una, a una, van conformando
nuestra esencia,
calando con dulzura,
donde tienen que calar.

Bailando al compás,
de nuestra vida,
donde podremos hallar:
inquietudes, angustias, injusticias,
aspiraciones, anhelos, dicha,
alegría y paz.
Todo ello es el vals de la vida.

Gotitas que resbalan,
bien, por nuestra ventana,
que discurren unas pegaditas a otras,
después de unas lindas lluvias,
que purifican las veredas,
que conducen nuestra senda.

Una gotita sola no es nada,
pero varias unidas,
hacen más llevadero el camino.
Ése en el que todos tenemos cabida.
¡Qué hermoso es caminar en compañia!
No sintiéndonos tan solos.

Cada gotita tiene su cometido,
su quehacer en nuestro mundo,
pero siempre unidas y en dulce armonía.
Así pudiendo unidas a las demás,
vencer contra toda injusticia,
que sabemos que se da.

Sé que todas unidas,
un día, alcanzaremos, toda justicia,
que ansiamos con toda humanidad.
Gotas unidas brincando de alegría,
porque habrá desaparecido toda maldad.




janocI2010

16 feb. 2012

No os puedo dejar comentarios...


No sé qué pasa que no os puedo comentar!

un abrazo para todos.

(Arreglado, comento por Crhome)

Vida...



Tú eres mi Vida,
Tú eres mi mar,
Tú eres mi Amor,
Tú eres mi anhelo,
Y alguna vez la Vida nos volverá a juntar...

El sentimiento manda en mi corazón,
Le hace compañía el Alma en todo su esplendor,
Estás a mi vera y nada me puede acontecer,
Sólo existe en mi mundo la verdadera felicidad.

Miradas que lo dicen todo a través de un cristal,
Que son reflejos de tu mirar,
Me gusta esa manera de observar, límpida, bella que llega a mí sin consultar.

15 feb. 2012

El Geranio y Alicia...


El geranio y Alicia...



Los señores rosales se saludaron como señores bien educados.


- Buenos días amigos

- Buenos días

- Cómo se ha pasado la noche

- Bien fresquita, el rocío me ha envuelto en la noche como si fuese un cristal. Diciendo esto se iba sacudiendo aquellas gotas que parecían lágrimas perladas y perfumadas. Al ladito había un geranio pero nadie le saludó ni se percataron de su presencia, el geranio estaba boquiabierto contemplando la hermosura de los rosales que ni se fijaban en él.


Al balcón salió una niña blanca, nacarada, el pelo ensortijado del color de la miel. Estaba toda orgullosa de sus rosales, pero tampoco reparaba en el geranio, más bien le molestaba, en la casa vivía otra niña, morena, los ojos como zafiros, su melena negra, y ella sí se fijaba además de en los rosales en el geranio. Lo estaba contemplando cuando Guadalupe puso el grito en el cielo por ello, Alicia se quedó perpleja, no entendía nada. Eran primas pero muy distintas, Guadalupe era altanera siempre se quería salir con la suya y Alicia era más humilde, tenía defectos pero no era insoportable como su prima.


Se peleaban porque a Guadalupe le avergonzaba el geranio al lado de los rosales, y Alicia los cuidaba a todos por igual.


La primavera se fue fugaz, luego el verano pasó como el otoño, hasta llegar al invierno. A los rosales se los llevó al invernadero Guadalupe, pero no dejó que Alicia lo colocase allí y se quedó en el balcón pasando frío, aunque era guardado por Alicia a su manera. Con los cuidados de ésta y la ayuda de los elementos atmosféricos pasó el invierno muy a gusto y bien cuidado.

Llegó la pimavera nuevamente, y los rosales sentían una rabia infinita al ver tan florido y robusto al geranio, y es que no hay como ser gentiles, amables y todo se logra, así debiéramos todos tomar ejemplo, de la humilde Alicia y del simpático geranio. Los rosales y Guadalupe estaban que trinaban, mala cosa es la envidia, con lo bonito que es admirarse de las cosas en este caso de un geranio, que pese a las inclemencias del invierno estaba y presumía tan lustroso, y todo porque pidió a los elementos con bondad que fuesen benevolentes con él.


El geranio lucía tan hermoso para deleite de Alicia.


Colorín colorado este cuento se ha acabado.

14 feb. 2012

Te conocí...



Te conocí en una noche
Fue una noche llena de sonrisas
Parecía que fuésemos dos en uno
La alegría se atisbaba en el camino.

Fue todo sin querer una entrega
Sin pensar en un futuro
No habiendo entre nosotros muros
Nuestras almas sin darnos cuenta jugaban.

Hubo entre nosotros una linda siembra,
Sin obstáculos, promesas.
Todo transcurría en calma
Sin pensar en un mañana.

Disfrutando cada instante
Sin tiempo, ni reloj,
Que perturbasen nuestro encuentro,
Para nuestro recuerdo por siempre.

11 feb. 2012

Colores...



Colores...

Disfrutemos la vida llena de colorido:
el color azul de la mar, del cielo,
el sol alumbrándonos con ese amarillo infinito,
los bosques verdes en los caminos.

Pongamos color a los sentires,
como ilusión que va brincando en nuestros paseos.
La vida es como una paleta de colores,
podemos irla pintando al compás de nuestros sones.

El futuro nos aguarda para ser coloreado,
nada está perdido yendo cargados de esperanza,
ella nos guía con paso firme en cada recodo del camino.

Canta, rie, sueña a la vera del destino, y colorea
dando brochazos ahora: rojo, verde, azul, naranja,
arco iris que sin querer nos acompaña.

GladiadorHerido

9 feb. 2012

Comenzar...


Me da pena despertar y saber que tú no estás,
Ya no sé soñar sólo suspirar.

Un día llegaste a mí como por arte de magia,
Y ahora, dónde estarás.

El llanto nadie sabe acallar,
Porque tú eres él que me hacía soñar.

Ando afligida en mi cantar,
El ruiseñor me oye y se aposenta en mi voz.

Voces que suenan desde la mar,
Son noticias nuevas.

Diciendo que pronto volverás,
Mi alegría vuelve a mí en un dulce despertar.

La pena quedó atrás,
Vuelves y nos hará comenzar.

7 feb. 2012

La Perla de África...



La Perla de África

Como te recuerdo siempre y cada uno de mis días,
porque eras el paraíso en mi existencia,
con tus calores, aromas, tus flores,
esos atardeceres de múltiples colores.

Lugar donde pasearte fue una maravilla,
escapadas hice muchas,
por tu linda bahía,
era muy pequeña, nunca me perdía.

Paisaje exótico, amable,
fundiéndose con sus habitantes,
tanto de una raza u otra,
se vivía en armonía.

Sí, eras un lugar idílico,
así en mi niñez te percibía,
desde entonces creaste a mi vera
un alma romántica como tu tierra.

Crecí: rodeada de la mar,
bosques, cascadas,
plantaciones de cacao,
palmeras rodeando tu bahía.

¿Cómo no recordar?

6 feb. 2012

A qué sabes?...



A qué sabes



A anhelos, a no olvido, a dulce encuentro,


en la orilla del camino, quedo, tranquilo,


esperando, en silencio, pensante, cautivo.


Sin queja en tu parada itinerante.


A dulzura, a mirada penetrante,


calando hondo donde habita la vida,


siendo bien recibida, en el encuentro de destellos,


conformando una linda melodía.


A la paz de tus caricias, a besos,


a alma en perfecta sintonía


con esa sonrisa tan tuya,


que sin querer hace compañía.


A secretos de sentimientos a voces,


llegando sin querer en silencio.


Perfumando la mañana, tarde, noche,


como ramo de flores en todos sus colores.


Convirtiendo la maleza en mil amores.


A arco iris reflejado en mi ventana,


a donde sigilosamente llegas y te cuelas,


como rayo de sol en la mañana,


dándole luz a mi morada.






5 feb. 2012

El niño y sus amigas...


Me dices que estás malito,
entonces te acuno, en tu cuna
moviéndola en vaivén calmito,
a ritmo pausado de tuna.

Tú lloras porque estás mustio,
te canto al son de la luna,
y ésta se enciende de brío,
callándote tú, tesoro mío.

Me miras con tu carita,
como si fueses chiquito,
pero eres grande nenito,
la cuna es pequeñita.

Te sigo arrullando a la una,
te vas quedando dormido
conmigo y nuestra amiga la luna,
que somos lo más querido.

Lágrimas que van a la mar...


Bajo las estrellas mi faz se llena de gotas,
Son gotas desparramadas.

Son lágrimas que van a la mar,
Y nos alejan en su declinar.

Creí que me querías por siempre,
El Amor no nos quiere acompañar.

El sufrimiento que padezco,
Que nunca te llegué a tocar.

Mi Alma se siente herida,
Nunca lo llegue a pensar.

Pero es que te Amo de verdad,
Sin mentiras ni tapujos,
Es así y nada más.



3 feb. 2012

¡Cómo siempre!...


Aquí estoy como siempre; al amanecer esperando a que tú te despiertes. Son despertares hermosos, cuando estás conmigo. Eres mi amigo, mi apoyo y llegaste un día como un lindo tornado, sin tener miedo, nos quedábamos mirando el firmamento, entusiasmados, nada juntos nos podía suceder. Te buscaba y, un buen día para dicha mía apareciste, con esa mirada dulce y, tu boca amable, esbozando una sonrisa.

¿Cómo olvidar aquellos momentos? Que se han quedado grabados en mi alma, es de todo imposible. Recordar y vuelta a recordar. Creía que no te conocía y, sí, te conozco, ello lo hace vivificante, aunque a veces como en todo Amor, se den momentos de desencuentros, pero cuando hay una gran Amistad, todo queda en el olvido, para seguir camino. Son los senderos de vida, siempre adelante, contemplando, aquello que hay a nuestro alrededor y lo hace bello.

Las paradas son bonitas, en el camino; nos miramos, conversamos y, así una y otra vez, disfrutando el uno del otro. Es la Vida, en toda su inmensidad.

2 feb. 2012

¡Alguna vez!...


Flor de mi vida...

Eres esa flor que siempre está en mi jarrón,
En el jarrón de mi Alma.

Siempre estoy aquí,
Bella flor de mi Vida.

Soy tu jarrón,
Y tú mi linda flor.

Siempre te quiero,
Sin pedir nada.

Me conformo,
Porque ese es el Amor verdadero.

Tu mirada transparente, besos y abrazos,
Ya me son suficiente para tenerte.

¡Alguna vez!

¡Alguna vez!

¡Alguna vez!

Será por siempre...