19 mar. 2010

Pesadillas...



Pesadillas...

Si para hacerme con lo perdido,
tengo que pasar por un calvario...
¡Gana! Prefiero no ser mella del desvarío
y dar por finiquitado lo cedido.

Si para no tener pesadillas
tengo que estar muy alejada.
Así me mantendré sin ninguna queja
me hará bien estar apartada de todas las mentirijillas.

Al fin he comprendido
que no goza bien de lo adquirido
sino por darlo por perdido.

Porque después de todo he comprobado
que lo que tienen las flores de floridas
son de lo que no tienen por hallado.



SOCRATEANDO

4 comentarios:

Anouna dijo...

Mejor pasar bien lejos de todo aquello que nos producirá una que otra pesadilla. Nada mejor que dejar que las mentirillas y las quejas, se las lleven a otra parte, y que no nos den molestia.

Tienes una pizca de picardía en algunos de tus escritos, esa cosa bella que hace que una sonría mientras te lee. Tienes gracia en tu mirar, y eso se agradece tanto. Suena como a una canción este poema, casi que lo bailo.

Un abrazo enorme mi buhita, no tuve conexión a internet unos días, por eso ando atrasada en las lecturas, pero ya me pongo al día, para disfrutarte.

Besos miles,
Anouna

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Hola buhita: Ya sabía que algo te había acontecido no te veía por ninguna parte, y eso que no he salido mucho de ruta por los blogs, como digo yo.

Referente a la picardía en algunos textos hay una poca, que si alguien se quiere dar por enterado-a allá cuentas, es que no soy traviesa, soy peor...

Hoy a la tarde me quede dormida y menuda pesadilla, como no me dejaba en paz, opté por escribir, que es algo que me encanta y me hace tanto bien, también leo mucho, no sé irme a dormir sin leer primero... a no ser que algo lo supla, jajaja ;-)))

besos mil, Anouna.

Maite

Sherezade dijo...

Maite, encantada de descubrir tu blog, y sí, por el de Samuel he llegado hasta el.
Me gusta lo que dices y como lo dices, además de la presentación de tu blog.
Gracias por tus palabras de cariño
Una estrella de ilusión
Sherezade

Higorca Gomez Carrasco dijo...

mejor olvidar las mentiras y todo aquello que nos haga daño moral, pero hay gente que gusta y disfruta con ello, alejémonos entonces y construyamos nuestro propio castillo donde nadie pueda penetrar causando dolor.
Besos mil